Internacional

Arremete Biden vs ‘republicanos de MAGA’

En atípico discurso en cadena nacional, los acusa de minar la democracia

The New York Times / El presidente de EU en Filadelfia

The New York Times

viernes, 02 septiembre 2022 | 05:00

Filadelfia— El presidente Joe Biden viajó el jueves al Salón de la Independencia para advertir que los valores democráticos de Estados Unidos están siendo atacados por fuerzas extremistas leales al ex presidente Donald Trump, en un discurso en horario de máxima audiencia para definir las elecciones de mitad de mandato como una “batalla por el alma de la nación”.

El discurso tenía la intención de transmitir un mensaje oscuro sobre las amenazas a la estructura de la democracia del país. Pero los asistentes dijeron que Biden buscó lograr un equilibrio sólo dos meses antes de las elecciones que determinarán el control del Congreso, buscando ofrecer una sensación de optimismo sobre el futuro e instando a los estadounidenses a luchar contra el extremismo.

“Donald Trump y los republicanos de MAGA (Hagamos a Estados Unidos Grande otra Vez) representan el extremismo que amenaza los cimientos mismos de nuestra república”, dijo Biden, señalando que no todos los republicanos siguen la ideología de Trump. 

“Pero no hay duda de que el Partido Republicano de hoy está dominado, impulsado e intimidado por Donald Trump y los republicanos del MAGA. Y eso es una amenaza para este país”, agregó el mandatario.

Citando el “extraordinario experimento de autogobierno” que representa la Constitución de Estados Unidos, Biden dijo que “la historia nos dice que una lealtad ciega a un solo líder y la voluntad de participar en la violencia política es fatal para la democracia”.

Hay mucho en juego para el presidente y sus asesores políticos, quienes creen que deben presentar las elecciones intermedias como nada menos que una elección existencial para los votantes entre la agenda de Biden y el regreso al extremismo de los “republicanos MAGA” que han permitido la ideología de Trump. Biden se sumergió en los temas culturales que su partido cree que podrían ayudar a galvanizar a los votantes demócratas, al mencionar los derechos reproductivos y los temores de que la Corte Suprema pueda deshacer el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Las fuerzas de MAGA están decididas a hacer retroceder a este país”, dijo Biden. “Al revés, a una América donde no hay derecho a elegir, ni derecho a la privacidad, ni derecho a la anticoncepción, ni derecho a casarse con quien amas”.

Biden habló ante varios cientos de espectadores sentados frente al Salón de la Independencia en Filadelfia, donde nacieron las instituciones políticas del país y a pocos pasos de la Campana de la Libertad. En sus comentarios, Biden dejó en claro que cree que la violencia política y la negación de las elecciones propugnadas por el ex presidente y sus aliados han dañado la reputación de Estados Unidos a nivel internacional.

El presidente había tratado de evitar presentar el conflicto como uno puramente partidista, según funcionarios de la Casa Blanca familiarizados con el discurso. Pero hizo un llamado a los estadounidenses para que acudan a las urnas en noviembre y rechacen a los candidatos republicanos que se han adherido al tipo de política del ex presidente.

Dijo que los estadounidenses no son impotentes para detener el extremismo y no tienen que actuar como “espectadores en este ataque continuo a la democracia” al no votar.

“Durante mucho tiempo, nos hemos asegurado de que la democracia estadounidense está garantizada”, dijo Biden. “Pero no lo está. Tenemos que defenderla. Protegerla. Todos y cada uno de nosotros”.

En particular, Biden condenó lo que él ve como un aumento en la retórica políticamente violenta, como las amenazas contra agentes federales a raíz de la búsqueda por parte del FBI de documentos clasificados en la propiedad de Trump en Mar-a-Lago. Tales amenazas, dijo, tratan de socavar la fe en la política de aplicación de la ley del país y no tienen cabida en el discurso político normal.

En el discurso del jueves, Biden fue específico sobre las amenazas dentro de las fronteras de Estados Unidos y dijo que sus rivales políticos habían formado un partido de extremismo, amenazando las tradiciones democráticas debatidas y adoptadas en el Salón de la Independencia hace casi 250 años.

Biden ha estado planeando el discurso desde principios de este verano, según un funcionario demócrata familiarizado con el pensamiento del presidente. El funcionario, que pidió permanecer en el anonimato para discutir conversaciones privadas con Biden, dijo que al presidente le preocupa que las fuerzas que animaron el ataque al Capitolio el 6 de enero de 2021 no se están desvaneciendo.

Recientemente, sin embargo, el presidente se ha vuelto más motivado para dar el discurso debido a las persistentes afirmaciones falsas de fraude electoral mientras los votantes se preparan para ir a las urnas en las elecciones intermedias, dijo un funcionario de la Casa Blanca.

En varios discursos recientes, Biden reemplazó sus llamados habituales a la unidad con fuertes condenas a los “extremistas de MAGA”, diciendo que los republicanos han abrazado el “semifascismo”.

Los republicanos han citado el lenguaje del presidente como evidencia de que no ha cumplido su promesa de unir al país.

“Biden ha enfrentado a los vecinos entre sí, ha etiquetado a la mitad de los estadounidenses como fascistas y ha empañado cualquier idea de su promesa de ‘unidad’”, dijo Emma Vaughn, portavoz del Comité Nacional Republicano, en un comunicado.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, dijo que el tono agresivo del presidente “tocó un nervio”.

“Entendemos que están tratando de esconderse, y entendemos que los funcionarios ultra-MAGA quieren jugar juegos aquí y eludir la responsabilidad por sus propuestas y acciones extremas, pero sólo se están denunciando a sí mismos”, dijo Jean-Pierre.