Internacional

Asume EU reducir sus emisiones de CO2 hasta 52% para 2030

El Presidente Biden se comprometerá a reducir las emisiones de gases efecto invernadero de EU hasta 52% para 2030 en comparación con 2005

Reforma

Reforma

jueves, 22 abril 2021 | 10:52

Washington.- El Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometerá este jueves a recortar las emisiones con efecto invernadero de Estados Unidos entre un 50 y un 52 por ciento para 2030, según indicó la Casa Blanca.

  Biden anunciará este nuevo compromiso en unas horas durante la primera jornada de la Cumbre de Líderes sobre el Clima, una conferencia virtual organizada por la Casa Blanca en la que participarán 40 líderes internacionales.

 Esta nueva meta de reducción de emisiones de hasta el 52 por ciento con respecto a los niveles de 2005 prácticamente dobla el objetivo que asumió Estados Unidos bajo el Acuerdo de París.

  El plan de Biden encaja con lo que le solicitaron numerosos grupos medioambientales y científicos del país, además de grandes compañías como Walmart, Apple, McDonald's y Starbucks, que pidieron que EU recortara para finales de esta década sus emisiones a la mitad.

  Se trata de una meta mucho más ambiciosa que la que asumió en 2015 el Gobierno del entonces Presidente Barack Obama al firmar el Acuerdo de París, que consistía en reducir las emisiones entre un 26 y un 28 por ciento para 2025, con respecto a los niveles de 2005.

 No se espera que Biden detalle claramente cómo planea conseguir ese objetivo, aunque la Casa Blanca dejó claro en su proyecto de ley sobre empleos e infraestructura que considera clave acelerar la transición hacia las energías renovables y apostar por los vehículos y baterías eléctricos.

 El anuncio de Biden busca espolear nuevos compromisos de otros países de cara a la cumbre de la ONU sobre el clima COP26, que el Reino Unido presidirá en noviembre en Glasgow (Escocia).

 El nuevo compromiso de Estados Unidos estaría por detrás del que asumió a Unión Europea (UE), que subió su objetivo de reducción de emisiones para 2030 al 55 por ciento y buscará la neutralidad de carbono para 2050; y también del Reino Unido, que anunció un recorte del 78 por ciento para 2035.

 El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, también prometió a Biden que respetará el compromiso de acabar con la deforestación ilegal para 2030, aunque generó escepticismo.

 Los expertos señalan que se necesita hacer más para evitar una catástrofe: un estudio de la ONU a fines del año pasado concluyó que el mundo se encamina a un calentamiento de 3ºC, lo cual supondrá un riesgo de desastres naturales cada vez más graves que podrían provocar hambrunas y migraciones masivas.

 "El cambio climático representa una amenaza existencial, pero responder a esta amenaza ofrece una oportunidad", según funcionarios de la administración Biden.

 El Mandatario busca que el Congreso le apruebe un paquete de infraestructura de 2 billones de dólares que incluye una transición importante hacia una economía verde, y que le permitirá crear millones de empleos bien remunerados.

 Resta verse si Biden logrará garantizar el compromiso de Washington dada la reticencia del Partido Republicano de Trump a toda acción sobre el clima.

 Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace International, dijo que "se requiere una gran voluntad política y acción" para tomar medidas inmediatas, no solo hacer promesas a largo plazo.

  "Los países más ricos del mundo deben hacer algo más que reducir a la mitad sus emisiones para 2030, tras haberse beneficiado de las industrias extractivas y contaminantes que llevaron a la crisis climática", opinó.

Sin embargo, el resto de países más contaminantes, como Rusia, India y China, no se han comprometido con porcentajes específicos, aunque Pekín sí afirmó que llegará al tope de sus emisiones de carbono antes de 2030 y alcanzará la neutralidad para 2060.