Internacional

Asume Ortega entre sanciones de EU y la UE

Rindió protesta para un cuarto mandato consecutivo de cinco años, junto a su esposa, la Vicepresidenta Rosario Murillo

Reforma

lunes, 10 enero 2022 | 21:07

Managua, Nicaragua.- El Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, rindió protesta para un cuarto mandato consecutivo de cinco años, junto a su esposa, la Vicepresidenta Rosario Murillo.

Ortega, de 76 años, recibió la banda presidencial del titular del Parlamento, Gustavo Porras, en una sesión solemne de investidura realizada en la plaza de la Revolución, ante la presencia de los Mandatarios aliados de Venezuela, Nicolás Maduro; de Cuba, Miguel Díaz Canel, y delegaciones de países amigos como China.

"Quedan en posesión de su cargo", dijo Porras.

La investidura del ex guerrillero sandinista tiene como telón de fondo las sanciones aplicadas en los últimos tres años por Estados Unidos y la Unión Europea (UE) a familiares, allegados, funcionarios y algunas entidades como la Policía y la Fiscalía, a los cuales se les acusa de corrupción y violación a los derechos humanos.

Washington y Bruselas consideraron además que no fueron "democráticas" las elecciones del 7 noviembre, en las que Ortega resultó reelegido con los principales opositores presos o en el exilio.

Este lunes, Estados Unidos y la UE anunciaron nuevas sanciones contra altos funcionarios, incluidos dos hijos de Ortega y Murillo y tres entidades estatales, el mismo día en que el líder sandinista inaugura su nuevo período presidencial.

Varios países latinoamericanos a través de la Organización de Estados Americanos (OEA) han desconocido también la legitimidad de los comicios y demandado la liberación de los opositores presos.

Con el apoyo de Rusia y China

De acuerdo con Manuel Orozco, analista y miembro de Diálogo Interamericano, Ortega y Murillo inauguran su mandato "con desafíos" debido a la presión internacional, el descontento ciudadano, una situación socioeconómica gravemente deteriorada y una fuerte disidencia entre su base gubernamental y la élite sandinista.

Ortega trata de equilibrar esos desafíos acercándose a Rusia y a China, pero sin efectuar cambios políticos en lo interno, conservando el aparato represivo y manteniendo a los presos políticos como tarjeta de transacción, apuntó Orozco.

En ese contexto, el Presidente nicaragüense reanudó relaciones diplomáticas con China el 9 de diciembre, tras deshacer los nexos que el país mantuvo por más de 30 años con Taiwán y reconocer el principio de "una sola China".

El restablecimiento de relaciones con Beijing vino acompañado por una donación de miles de vacunas y, tres semanas después, la apertura en Managua de la Embajada del país asiático.

También estrechó sus lazos con Moscú, que le ha proporcionado una amplia cooperación, desde trigo, vacunas anticovid y autobuses para renovar transporte colectivo hasta una estación satelital.

La Vicepresidenta Murillo había informado que a la ceremonia asistirían varios Cancilleres, entre ellos los de Bolivia, Palestina y la República Árabe Saharaui Democrática.

El Presidente de China, Xi Jinping, nombró como enviado especial a Cao Jianming, vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

Se confirmó la presencia de comitivas de Rusia, Irán, Corea del Norte, Siria, Cuba, Venezuela , Honduras, Belice, Vietnam, Laos, Camboya, Angola, Turquía, Bielorrusia, Turquía, Egipto, Malasia y Yemen.

Mientras tanto, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que de parte del Gobierno mexicano asistiría Ramiro Ayala, encargado de negocios de la Embajada de México en Managua.

Activistas de derechos humanos, entre ellos Bianca Jagger, criticaron la presencia de México.

"Que Rusia, Venezuela, Cuba, Corea del Norte, Bielorrusia, Irán y aún China avalen la farsa de #Ortega el tirano de #Nicaragua? No me sorprende, pero que el Pdte de #Mexico @lopezobrador_ avale los crímenes de lesa humanidad de una dinastía criminal, es sorprendente y repulsivo", tuiteó Jagger.