Internacional

Aumenta Trump deportaciones a Cuba

Gobierno de EU deporta cada vez más cubanos a la isla; En 2018 registraron más de 800 y al menos 39 mil tienen orden de deportación

Reforma
viernes, 11 octubre 2019 | 11:50
Reforma

Miami, EU.- Después de solicitar asilo en los Estados Unidos en la frontera mexicana, Pablo Sánchez fue colocado en un centro de detención y ahora enfrenta lo que se ha convertido en un escenario cada vez más común bajo el Presidente Donald Trump: deportación a Cuba.

El número de cubanos deportados de Estados Unidos aumentó a más de 800 en el último año a medida que la Administración Trump aplica una nueva política firmada pocos días antes de que tomara el cargo.

También está imponiendo sus propios límites estrictos sobre quién es elegible para el asilo.

Durante décadas, los cubanos que huían de la isla habían disfrutado en su mayor parte de privilegios únicos.

Lejos quedó la política estadounidense "Pies secos, pies mojados", que beneficiaba a migrantes cubanos que llegaban a EU con la residencia legal, y que terminó en el Gobierno de Barack Obama.

Pero un acuerdo alcanzado durante los últimos días de la Administración de Obama puso fin a esto y obligó a Cuba a retomar a los ciudadanos que reciben órdenes de deportación y considerar caso por caso el regreso de miles de otros cubanos que previamente habían recibido órdenes, pero permanecían en los Estados Unidos.

Desde que Trump asumió el cargo más cubanos que llegaron a la frontera entre Estados Unidos y México han encontrado nuevos límites, incluida una política introducida el mes pasado que niega la protección a los solicitantes de asilo que han pasado por otro país antes de llegar a México y no lo han solicitado asilo allí.

A pesar del nuevo acuerdo, Cuba se resiste a recuperar a su gente, y es uno de los 10 países que el Gobierno de los Estados Unidos califica de "recalcitrantes".

Muchos, como Sánchez, están desorientados por la situación.

Sánchez se casó con Barbara Rodríguez, una ciudadana estadounidense naturalizada que vive en Miami, pero que no pudo pedir una visa en Cuba para venir a Estados Unidos a visitar a su esposa debido a que Washington, bajo la Administración Trump, sacó casi todo el personal de su Embajada en La Habana, dejando los asuntos consulares y de visados a las representaciones de Colombia o Guyana.

Rodríguez dice que Sánchez era un perseguido político al tener roces con las autoridades locales por diversos episodios, entre ellos uno en que rompió una papeleta de referéndum como señal de protesta.

Convencidos de que no había tiempo que perder y ante la imposibilidad de conseguir una visa en Cuba, Sánchez viajó a Nicaragua y a través de México para pedir asilo en Estados Unidos, en un punto de cruce donde fue detenido y enviado al Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés).

El Ministro de Exteriores de Cuba Bruno Rodríguez Parrilla dijo que el aumento en las deportaciones se debe a que Cuba está cumpliendo cabalmente el acuerdo llegado bajo la Administración Obama, pero al mismo tiempo fustigó a Estados Unidos por reducir su presencia consular en La Habana.

Un avión pagado por Estados Unidos aterrizó en La Habana el 27 de septiembre con 96 cubanos a bordo, y otro con 120 aterrizó el 30 de agosto.

Funcionarios estadounidenses estiman que en Estados Unidos hay 39 mil 243 cubanos bajo órdenes de deportación.

Unos 21 mil cubanos han llegado a puntos de cruce en la frontera méxico-estadounidense desde octubre pasado, el triple de los 12 meses anteriores, según cifras de la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP).

Otros miles de cubanos se han visto varados en listas de espera en ciudades del norte de México, bajo un programa según el cual los migrantes deben esperar al sur de la frontera mientras sus procesos de asilo son estudiados.

De los cubanos que han recibido permiso para entrar en Estados Unidos, muchos han sido puestos en libertad y esperan la fecha de su audiencia de asilo, pero cientos más han sido entregados al ICE.

Unos 5 mil cubanos han recibido órdenes de deportación desde que se implementó el nuevo acuerdo con Cuba, y de ellos mil 300 han sido deportados, según cifras del ICE.