Internacional

Avanza incendio en reserva brasileña donde fue asesinado un líder indígena

A manos de supuestos madereros ilegales, según confirmaron diversas fuentes

Agencias
miércoles, 06 noviembre 2019 | 21:41

Un incendio forestal se extiende desde hace dos semanas en la reserva indígena de Arariboia, en el estado amazónico brasileño de Maranhao, donde el viernes pasado fue asesinado un "guardián del bosque" a manos de supuestos madereros ilegales, según confirmaron este miércoles diversas fuentes. 

El Consejo Indigenista Misionero (Cimi), un organismo vinculado a la Iglesia católica, informó que seis brigadas combaten un frente de fuego de cerca de 50 kilómetros de extensión.

Zezico Guajajara, de 47 años y líder de la aldea Zutiua, en el interior de la reserva, dijo a Efe que el fuego "no está controlado" y que solo ahora comenzó a llegar el refuerzo del Gobierno de Maranhao.

"Hoy pasó una aeronave del Gobierno de Maranhao que está sobrevolando la zona y trayendo algunos hombres del Cuerpo de Bomberos", afirmó.

"El combate es complicado porque las llamas están lejos, a más de 25 kilómetros de distancia (de la aldea Zutiua) y por ahí no hay caminos, es necesario que se haga a través de aeronaves", completó.

Además, sospecha que "tres o cuatro" focos desatados en diferentes puntos se han encontrado y formado ese gran frente en el territorio y que no sabe si ha sido intencionado.

Según el Cimi, las llamas se propagan en dirección al territorio donde viven un grupo de indígenas de la etnia Awá-Guajá que viven aislados de manera voluntaria.

El Gobierno de Maranhao confirmó que varios equipos del Cuerpo de Bomberos actuarán en las labores de extinción del incendio a pedido del estatal Instituto Brasileño de Medioambiente (Ibama), órgano responsable por el combate y prevención de este tipo de incidentes.

Por su parte, Ibama, dependiente del Gobierno central, informó que envió 60 funcionarios a la reserva indígena y que esta semana tiene previsto mandar un helicóptero para auxiliar en el combate a las llamas.

La reserva de Araribóia, homologada en 1990 y con una superficie de 413,000 hectáreas, es hogar de cerca de 6,000 indígenas de las etnias Awá-Guajá, Guajajara (o Tenetehar) y algunos Awá aislados de forma voluntaria.

Este es el segundo incendio en lo que va de año en la reserva de Arariboia, que sufre desde hace años los ataques de compradores de tierras ('grileiros') y madereros ilegales, según han denunciado organizaciones de derechos humanos internacionales, como Human Rights Watch.

El viernes pasado, un "guardián del bosque" de una reserva del estado de Maranhao (nordeste) fue asesinado con un disparo en el rostro y otro resultó herido, en una emboscada perpetrada por presuntos madereros ilegales.

Según un informe del Consejo Indigenista Misionero (Cimi), un organismo vinculado a la Iglesia católica, las invasiones de tierras indígenas en Brasil subieron un 44 % en los nueve primeros meses de este año, que coinciden con el tiempo que Bolsonaro lleva en el poder, y ya superan a las registradas en todo 2018.


Fuente: www.elsiglodetorreon.com.mx