Internacional

Buscan demócratas insistir en pagos de 2 mil dólares

os republicanos rechazan la idea y se apegan a los 600 dólares de la legislación original

Agencias

Agencias

viernes, 25 diciembre 2020 | 17:25

Washington.- La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, planea el lunes sostener una votación crucial en el pleno por el paquete de alivio por Covid-19 y un financiamiento que evite un cierre del Gobierno, publicó Bloomberg.

Los demócratas se han puesto del lado del presidente Donald Trump en su llamado a establecer pagos de 2 mil dólares a la mayoría de los estadounidenses, mientras los republicanos rechazan la idea y se apegan a los 600 dólares de la legislación original.

Pelosi buscará nuevamente que se vote a favor de aumentar el monto, luego de que el Partido Republicano bloqueara un intento del líder de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, el jueves. 

Este viernes, el presidente renovó su insistencia en aumentar la suma mientras pasa la Navidad en su club de Mar-a-Lago. Trump, sin embargo, no llamó explícitamente la atención sobre el hecho de que fueron los legisladores republicanos los que se habían negado a gastar más.

"¿Por qué los políticos no querrían dar a la gente 2 mil dólares, en lugar de solo 600?", dijo el Mandatario en un tuit.

"¡Denle dinero a nuestra gente!"

Pelosi culpó el jueves al Partido Republicano después del fracaso de una táctica inicial para cambiar a cheques de 2 mil dólares como parte del paquete de ayuda de Covid-19.

El enfrentamiento sobre los pagos de estímulo se produce después de meses de intensas negociaciones que finalmente arrojaron un compromiso para inyectar 900 mil millones de dólares en la economía de Estados Unidos, incluidos préstamos condonables para pequeñas empresas, beneficios de desempleo complementarios, apoyo para inquilinos que enfrentan el desalojo y fondos para la distribución de vacunas. Esas medidas se combinaron con 1.4 billones de dólares en gasto público anual, y ahora todo el paquete está en el limbo.

Trump no ha dicho explícitamente que vetaría la legislación, que el Congreso terminó de procesar el jueves después de que fue aprobada por ambas cámaras el lunes. La Casa Blanca no respondió a múltiples solicitudes de comentarios. El proyecto de ley se envió por avión a Florida, según una persona familiarizada con el asunto.

El presidente jugó una ronda de golf este día de Navidad en su club privado en West Palm Beach con el senador republicano Lindsey Graham de Carolina del Sur, un aliado de Trump que lo instó a firmar la iniciativa.

Si Trump no la firma el lunes por la noche, el Gobierno, que ahora opera con fondos temporales, comenzaría un cierre parcial a partir del martes. La Cámara podría intentar aprobar otra medida de financiación provisional el lunes si Trump no ha actuado.