Internacional

Buscan frenar posible brote en la Casa Blanca

Algunos altos funcionarios creen que la enfermedad se está extendiendo rápidamente

The New York Times

domingo, 10 mayo 2020 | 17:09

Ciudad de México— La Administración Trump está luchando por contener un brote de Covid-19 dentro de la Casa Blanca, ya que algunos altos funcionarios creen que la enfermedad se está extendiendo rápidamente a través de las oficinas que componen los tres pisos del ala oeste.

Tres altos funcionarios que lideran la respuesta del Gobierno al coronavirus han comenzado dos semanas de auto cuarentena después de que dos miembros del personal de la Casa Blanca, uno de los ayudantes personales del Presidente Trump, y Katie Miller, la portavoz del vicepresidente Mike Pence, dieron positivo. Pero otros que entraron en contacto con Miller y el valet continúan reportándose para trabajar en la Casa Blanca.

"Da miedo ir a trabajar", dijo el domingo Kevin Hassett, uno de los principales asesores económicos del Presidente, en el programa "Face the Nation" de CBS. Hassett dijo que a veces usaba una máscara en la Casa Blanca, pero reconoció que "estaría mucho más seguro si estuviera sentado en casa que yendo al ala oeste".

"Es un lugar pequeño y lleno de gente. Es, ya sabes, es un poco arriesgado. Pero tienes que hacerlo porque tienes que servir a tu país ".

El descubrimiento de los dos empleados infectados ha llevado a la Casa Blanca a intensificar sus procedimientos para combatir el virus, al pedir a más miembros del personal que trabajen desde casa, aumentando el uso de máscaras y haciendo un examen más riguroso de las personas que ingresan al complejo.

La preocupación por un brote del virus en la Casa Blanca, y las pruebas rápidas y el rastreo de contactos que se realizan para contenerlo, llegan mientras Trump insta a los estadounidenses a regresar a sus lugares de trabajo, a pesar de las advertencias de los funcionarios de salud pública sobre que el virus continúa asolando comunidades en todo el país.

La mayoría de los restaurantes, oficinas y tiendas minoristas no tienen la capacidad de evaluar regularmente a todos sus empleados y rastrear y poner en cuarentena rápidamente los contactos de cualquier persona que se infecte.

En la Casa Blanca, todos los empleados están siendo evaluados al menos semanalmente, dijeron las autoridades, y un puñado de los mayores asesores, que interactúan regularmente con el Presidente, son evaluados diario.

"Para ponerse en contacto con el Presidente, hay que dar negativo", dijo Hassett en el programa "Estado de la Unión" de CNN.

Trump continúa rechazando la orientación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para usar una máscara cuando se reúne con varias personas.

Pero un alto funcionario de la Administración dijo que el Mandatario estaba asustado de que su ayuda de recámara, que se encuentra entre los que le sirven comida, no hubiera estado usando una máscara. Y se molestó al enterarse de que Miller dio positivo y con las personas que se acercan demasiado a él, dijo el funcionario.

Dos altos funcionarios de la Administración dijeron que no había planes para mantener a Trump y a Pence separados debido a la preocupación de que ambos podrían ser incapacitados por Covid-19.

No se espera que Stephen Miller, uno de los asesores más cercanos del Presidente y esposo de Miller, vaya a la Casa Blanca en el futuro previsible, según personas familiarizadas con sus planes. Miller dio negativo al virus el viernes después del diagnóstico positivo de su esposa más temprano ese día.

La Casa Blanca con frecuencia prueba a su personal utilizando ID Now, una prueba rápida realizada por Abbott Laboratories que puede generar un resultado de cinco a 13 minutos. El beneficio es su velocidad y portabilidad; la máquina de prueba es aproximadamente del tamaño de un horno tostador. Pero algunos hospitales y médicos descubrieron que estaba dando demasiados falsos negativos, y había casos en los que las personas realmente tenían el virus, pero la prueba decía que no.