Internacional

Candidato de Evo Morales confía en ganar presidenciales

Luis Arce, delfín del expresidente Evo Morales, asegura que llegará al poder en Bolivia por la vía democrática y no por las armas

Agencias

Agencias

domingo, 18 octubre 2020 | 13:29

La Paz.- El candidato presidencial Luis Arce, delfín del expresidente Evo Morales, garantizó este domingo que su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), llegará al poder en Bolivia por la vía democrática y no por las armas, tras censurar la suspensión de la difusión de resultados preliminares por la corte electoral.

"Nosotros no tomamos el poder con las armas, tomamos el poder por esta vía democrática", afirmó Arce luego de emitir su voto en un establecimiento educativo de la zona central de la ciudad de La Paz.

Durante la campaña, algunos dirigentes del MAS advirtieron con protestas en las calles para "recuperar la democracia" si hay fraude en los comicios.

El candidato recordó que su partido ya había planteado sus observaciones sobre ese sistema a los observadores internacionales.

"Tenemos un sistema de cómputo propio al cual le vamos a dar prioridad para saber los resultados", anotó el candidato, que encabeza las encuestas electorales.

David Choquehuanca, binomio de Arce, habló sobre el supuesto retorno de Morales, exiliado en Argentina y que tiene decenas de causa judiciales en su contra, desde fraude electoral hasta pederastia.

"Hay mucha especulación. Lo que quieren es generar incertidumbre y sembrar dudas", manifestó sobre las publicaciones que daban cuenta que el MAS estaba preparando el retorno del exgobernante indígena por la frontera con Argentina.

La jornada electoral en Bolivia comenzó este domingo con normalidad y con gran afluencia de personas en un marco atípico provocado por la pandemia de coronavirus, que exige el cumplimiento de medidas de bioseguridad en los recintos de votación.

Salvador Romero, Presidente del Tribunal Electoral, defendió la decisión de suspender el sistema de difusión rápida de resultados, argumentando que había que priorizar la fiabilidad de los resultados en unas elecciones que definió "como las más complejas de la historia democrática del país".