Internacional

Casi pierde una pierna en su primera clase de Spinning

Fue traumático y estresante, dijo la joven tras ser sometida a una cirugía de emergencia

Agencias

miércoles, 17 noviembre 2021 | 22:14

Massachusetts.- Una mujer de 23 años casi pierde una pierna luego de asistir a su primera clase de Spinning, “No creo que a veces le prestemos atención a nuestros cuerpos, y definitivamente soy culpable de eso” aseguró la joven.

Kaelyn Franco de MassachusetTs, Estados Unidos, casi pierde su pierna luego de sufrir una peligrosa condición llamada rabdiómilisis tras su sesión de spinning.

La jóven asegura que después del ejercicio sintió un enorme dolor e hinchazón, que inmediatamente adjudicó una “intensa sesión” pero en realidad era algo mucho más serio.

Kaelyn Franco, recordó que el pasado 15 de septiembre fue su primera clase de ‘spinning’. En total estuvo sobre la bicicleta estacionaria unos 45 minutos.

Definitivamente me estaba presionando, pero no creo que me estuviera esforzando demasiado hasta el punto en que dijera, ‘Está bien, realmente me excedí (...) Tan pronto como me bajé de la bicicleta, mis rodillas simplemente cedieron y prácticamente me caí. Pensé que era extraño al principio, pero luego pensé que tal vez solo mis músculos estaban cansados, débiles y un poco adoloridos”, contó en una entrevista concedida a ‘Today Show’.

Al día siguiente, las piernas de la joven comenzaron a hincharse y ponerse “tensas”, algo que hizo que acudiera de emergencia al hospital. El dolor era tal que incluso tenía problemas para caminar y su orina cambió de tono a marrón oscuro.

Resultado inesperado en el hospital

 Tras algunos exámenes médicos, Kaelyn Franco descubrió lo que en verdad tenía: la prueba de sangre arrojó una alta cantidad de creatina quinasa (CK), una enzima que puede revelar daño muscular. Eso no fue todo, pues pese a los medicamentos por vía intravenosa desarrolló una condición peligrosa llamada rabdomiólisis en su pierna derecha.

En estos casos la presión dentro de los músculos aumenta a niveles peligrosos, disminuyendo el flujo sanguíneo. Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, es causado por una lesión grave y puede provocar un daño muscular permanente.

“Realmente cambió mi mundo al revés… Fue súper traumático y estresante”, confesó la joven que tuvo que ser sometida a una cirugía de emergencia para salvar su extremidad. De no habérsela realizado a tiempo pudo “haber perdido la pierna, también podrías haber perdido la vida”, según le dijo un médico.