Internacional

China raciona el suministro eléctrico por calor y sequía

Azotan el suroeste del país, donde más de mil 500 residentes fueron trasladados a refugios debido a incendios forestales

Reforma

lunes, 22 agosto 2022 | 10:51

Beijing, China.- Las autoridades chinas han extendieron el racionamiento de energía eléctrica luego de semanas de calor y sequía récord que azotan el suroeste del país, donde más de mil 500 residentes fueron trasladados a refugios debido a incendios forestales. 

Se ordenó el cierre de algunos centros comerciales en la megaciudad de Chongqing durante la mayor parte del día para reducir la demanda de electricidad, dijo la emisora estatal CCTV, limitando el horario de apertura de las 16:00 a las 21:00 horas locales.

La sequía y el calor han marchitado los cultivos y provocado el encogimiento de los ríos, incluido el gigante Yangtsé, lo que a su vez ha reducido el suministro de energía de las represas hidroeléctricas en un momento de gran demanda de aire acondicionado. Los medios estatales dicen que el gobierno intentará proteger la cosecha de cereales de otoño, que representa el 75 por ciento del total anual de China, disparando productos químicos a las nubes para intentar generar lluvia.

La interrupción se suma a los retos que enfrenta el gobernante Partido Comunista, que trata de apuntalar el crecimiento económico antes de una reunión este otoño en la que se espera que el Presidente Xi Jinping asuma un tercer mandato de cinco años como líder del partido.

No hubo un anuncio público de la extensión del racionamiento de energía en la Provincia de Sichuan a una segunda semana pero, según reportes de prensa, el Gobierno notificó a las empresas sobre la medida.

La "situación tensa" de los suministros de energía en la provincia de Sichuan "se ha intensificado aún más", dijo Tencent News el lunes en un informe que incluía una foto del aviso del Gobierno.

LIER Chemical Co. dijo en un anuncio a través de la bolsa de valores de la ciudad sureña de Shenzhen que sus instalaciones en las ciudades de Jinyang y Guang'an en Sichuan recibieron una orden para extender el racionamiento de energía hasta el jueves.

Las fábricas en Sichuan que fabrican microprocesadores, paneles solares, componentes de automóviles y otros productos industriales tuvieron que cerrar o reducir su actividad la semana pasada para conservar energía para los hogares, ya que la demanda de aire acondicionado aumentó con temperaturas de hasta 45 grados Celsius. Se apagaron el aire acondicionado, los ascensores y las luces en oficinas y centros comerciales.

En Shanghái, una fábrica y centro de envío en la costa este de China, Tesla Ltd. y un importante fabricante de automóviles estatal suspendieron la producción la semana pasada debido a la interrupción en el suministro de componentes de Sichuan, dijo el Gobierno local.

Sichuan, con 94 millones de habitantes, se ve especialmente afectada porque obtiene el 80 por ciento de su energía de las represas hidroeléctricas. Otras provincias dependen más de la energía por carbón.

Los economistas dicen que si Sichuan reabre relativamente pronto, el impacto nacional debería ser limitado porque la provincia representa solo el 4 por ciento de la producción industrial de China.

El Gobierno dice que este verano es el más cálido y seco de China desde que iniciaron los registros en 1961.

Los incendios forestales en las afueras de Chongqing, que limita con Sichuan, son el último flagelo resultante del calor y la sequía.

Más de mil 500 residentes fueron trasladados a refugios, mientras que alrededor de 5 mil civiles y militares fueron movilizados para apagar las llamas, dijo el lunes la agencia oficial de noticias Xinhua.

Se han enviado helicópteros para arrojar agua.

En 2019, un incendio forestal en las montañas de la provincia de Sichuan mató a 30 bomberos y voluntarios.

Aún no se han reportado muertes como resultado de la ola de calor, dijo Xinhua, aunque eso no pudo ser verificado de forma independiente.