Internacional

Colma Trump de elogios a López Obrador

Los Presidentes de EU y México cruzaron elogios por trabajo en sus Gobiernos, declararon su amistad y hasta intercambiaron bates de beisbol

Reforma

Isabella González/Reforma

jueves, 09 julio 2020 | 10:16

Ciudad de México.- Bajo el sol, en su jardín de rosas y con el canto de pájaros de fondo, para ambos mandatarios todo parece increíble, comenzando por su relación personal y llevada a la de ambos países. De tal ánimo estaban que hasta intercambiaron bates de beisbol. 

En medio de una pandemia mundial, que ha cobrado la vida de miles de mexicanos y de estadounidenses, la pérdida de empleos al por mayor, el problema del consumo de drogas en Estados Unidos y la violencia que acarrea en México, los dos Mandatarios se declararon su amistad y no se pelearon, dijeron, pese a los pronósticos.

El Presidente Donald Trump felicitó a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, por su "excelente y hermoso trabajo".

Luego de reunirse en la Casa Blanca, el estadounidense elogió al tabasqueño de principio a fin en su discurso, pronunciado ante un sol veraniego en la capital estadounidense, que pegaba de lleno en el rostro de los funcionarios de ambas comitivas.

"La relación entre Estados Unidos y México jamás había sido tan estrecha como lo es hoy, y así como el Presidente dijo hace unos momentos: la gente le apostaba en contra a esta relación, pero jamás ha sido más estrecha, más cercana.

"Estamos haciendo un trabajo magnífico juntos, compartimos amistad, relación, sociedad, y nuestra relación se basa en confianza y respeto mutuo y honramos la dignidad de ambas naciones", arrancó Trump.

Destacó que ambas administraciones están construyendo una alianza económica y de seguridad, a diferencia de anteriores gobiernos de ambos países.

"Juntos hemos abordado los temas más apremiantes que enfrentan ambas naciones, que no se habían resuelto ni tratado por varios años, y pasó demasiado tiempo; estos temas debieron haberse resuelto mucho antes de que yo llegara aquí, pero estamos avanzando significativamente para seguir fortaleciendo nuestra relación para las próximas décadas con todos nuestros logros. El potencial de México y Estados Unidos no tiene límites", manifestó el Mandatario estadounidense.

En su discurso, el doble de largo que el de su anfitrión, el Presidente López Obrador también se descosió en alabanzas para el republicano.

Aunque se refería al ex Presidente Abraham Lincoln al decir que era un gran republicano, la expresión le robó a Trump una sonrisa.

"Decidí venir porque es muy importante la puesta en marcha del tratado de libre comercio, pero también quise estar aquí para agradecerle al pueblo de Estados Unidos, a su Gobierno y a usted, Presidente Trump, por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos mexicanos", refirió.

Y luego agradeció la ayuda de Estados Unidos para no reducir más la producción del petróleo de México ante las consecuencias de la crisis del Covid-19, por la ayuda para poder comprar en su territorio ventiladores para atender a los pacientes más graves de coronavirus, y por no tratar a México como una colonia.

"Usted ha honrado nuestra condición de nación independiente", dijo López Obrador, enfatizando sus palabras, "por eso estoy aquí, para expresar al pueblo de Estados Unidos que su Presidente se ha comportado hacia nosotros con gentileza y respeto".

El tabasqueño finalizó su discursos con tres sonoros vivas a la amistad entre las naciones, para Estados Unidos, Canadá, América, y tres vivas a México.

"Fantástico, hermoso, señor Presidente", respondió Trump, ante las palabras de su homólogo, "buen trabajo".

Buena química

Con una seña para ingresar de nuevo al Salón Oval de la Casa Blanca, terminó el primer encuentro del día entre ambos Mandatarios.

El tono de dicha reunión, según funcionarios mexicanos como Alfonso Romo, fue de cordialidad.

"Nunca había habido tanta química entre dos Presidentes de México y Estados Unidos", dijo el Jefe de la Oficina de la Presidencia.

Intercambiaron bates, Trump le dio a López Obrador uno rojo y a su vez el tabasqueño le obsequió otro decorado con arte huichol.

Para especialistas en la relación bilateral, López Obrador salió bien librado en su agenda pública, ante lo que se podía esperar de Trump.

"Ambos obtuvieron lo que querían del otro. Trump el aval de AMLO de que cumple sus promesas de campaña y así lo usará. Reformar el TLCAN y controlar a los migrantes centroamericanos. Trump lo trató con respeto, AMLO aparece como alguien agradecido y no hubo raspones", dijo Jorge Santibáñez, presidente del Mexa Institute, con sede en Washington.

"El problema es lo que sigue. Trump usará en campaña que AMLO avala el cumplimiento de dos de sus principales promesas, y los demócratas, que tienen una oportunidad real de ganar, estarán muy enojados. El saldo es bueno en lo que toca a la visita, pero sus efectos creo que serán negativos", añadió.