Internacional

Con ayuda militar a Ucrania, Biden involucra más profundamente a EU en la guerra

Temen que las acciones del Gobierno estadounidense provoquen una escalada en el conflicto

The New York Times

The New York Times

lunes, 09 mayo 2022 | 22:00

Washington.— Cuando el presidente Biden firmó este lunes el Decreto de Préstamo y Arrendamiento de suministros de guerra de la era moderna, 81 años después de que su versión original liderara la Segunda Guerra Mundial, involucró más profundamente a Estados Unidos en otra guerra en Europa que cada vez más se ha convertido en un problema épico con Rusia a pesar de sus esfuerzos de definir sus límites.

Los últimos días han dejado de manifiesto la participación de Estados Unidos en el conflicto en Ucrania. Además del nuevo programa de préstamo de suministros de guerra, que eludirá los requisitos que consumen tiempo para acelerar el envío de armas a Ucrania, Biden propuso 33 mmdd adicionales de ayuda militar y humanitaria, un paquete que los demócratas del Congreso planean incrementar en otros 7 mmdd de dólares.

Biden envió a la primera dama en una visita secreta a la zona de guerra y proporcionó inteligencia que está ayudando a Ucrania a matar a docenas de generales y hundir un emblemático barco de Rusia.

Aunque después de dos y medio meses, Biden sigue ansioso acerca de que Estados Unidos se vea que está interviniendo en la guerra de una manera en que el presidente Vladimir V. Putin de Rusia asegura que lo está haciendo.

Aunque Biden está enviando públicamente ayuda y firmó la propuesta de préstamo-renta de armamento ante las cámaras, fuera de los reflectores estaba furioso sobre las filtraciones acerca de la ayuda de la inteligencia estadounidense a Ucrania que dio lugar a las muertes de generales rusos y el hundimiento del barco Moskva, además de la preocupación de que eso podría provocar que Putin escalara el conflicto, que Biden ha buscado afanosamente evitar.

Después de los reportes de The New York Times y NBC News acerca de la inteligencia, Biden llamó al secretario de la Defensa, Lloyd J. Austin III, a Avril D. Haines, directora de inteligencia nacional, y a Williams J. Burns, director de la CIA, para que reprendieran a esos medios de comunicación, de acuerdo con un funcionario de alto rango de la administración.

Al parecer es allí en donde Biden estaba trazando una línea —el proporcionarle a Ucrania armas para defenderse de soldados rusos estaba bien, pero proporcionarle a Ucrania información específica para ayudarlo a matar rusos era mejor dejarlo en secreto y no darlo a conocer al público.