Internacional

Condecoran a rata que olfatea minas terrestres por su valentía

La medalla de oro fue otorgada por People's Dispensary for Sick Animals, una organización benéfica británica

/ La rata Magawa

The New York Times

viernes, 25 septiembre 2020 | 11:23

Nueva York— La medalla otorgada este viernes elogió la "valentía que salva vidas y la devoción al deber" por el trabajo de detección de minas terrestres en Camboya. Su destinatario: una rata llamada Magawa.

Magawa es la primera rata en recibir el premio: una medalla de oro otorgada por el People's Dispensary for Sick Animals, una organización benéfica británica, que a menudo se llama la "George Cross de los animales" por un honor que generalmente se otorga a los civiles que reconoce los actos de valentía y heroísmo.

Con Magawa después de haber descubierto 39 minas terrestres, 28 municiones sin detonar y haber ayudado a limpiar más de 140 mil metros cuadrados de tierra en los últimos cuatro años, nunca una rata hizo tanto para desafiar la visión del público de ellas como criaturas que se ven más comúnmente escabullándose por las alcantarillas y el metro.

"El trabajo de Magawa salva y cambia directamente la vida de hombres, mujeres y niños que se ven afectados por estas minas terrestres", dijo Jan McLoughlin, directora general de la organización benéfica, que entregó el premio en una ceremonia en línea. "Cada descubrimiento que hace reduce el riesgo de lesiones o muerte para la población local".

"La dedicación, habilidad y valentía de Magawa son un ejemplo extraordinario de esto y merecen el mayor reconocimiento posible", dijo McLouglin.

Se cree que se colocaron más de cinco millones de minas terrestres en Camboya durante el derrocamiento de los Jemeres Rojos y los conflictos internos de las décadas de 1980 y 1990. Partes del país también están plagadas de municiones sin detonar lanzadas en los ataques aéreos de Estados Unidos durante la Guerra de Vietnam, según un informe del Servicio de Investigación del Congreso.

Desde 1979, más de 64 mil personas han resultado heridas por minas terrestres y otros explosivos en Camboya, y se han registrado más de 25 mil amputados allí.