Internacional

Condena Amnistía Internacional opacidad en vacunas

AI condenó la opacidad en contratos entre Gobiernos y farmacéuticas por las vacunas contra Covid-19, pues ninguno ha revelado los acuerdos

Reforma

César Martínez/Reforma

jueves, 25 marzo 2021 | 10:03

Ciudad de México.- Amnistía Internacional (AI) condenó la opacidad en los contratos entre los Gobiernos y las farmacéuticas por las vacunas contra el Covid-19, pero también entre los Estados, como el caso de México y Argentina para desarrollar las dosis de AstraZeneca.

 La organización presentó un informe sobre las vacunas en América, en el que concluye que hay una crisis de opacidad en las negociaciones entre Gobiernos y empresas, ya que ninguno de 17 países consultados, entre ellos México, proporcionó copia de los acuerdos. 

"Cuando las negociaciones con farmacéuticas están opacas, siempre vamos a tener promesas con un acceso equitativo a la vacuna y precios más bajos", advirtió Madelein Penman, investigadora regional de AI.

 "También lo lamentable es que hay opacidad total en las negociaciones entre Gobiernos, hoy en día no hemos podido tener ningún detalle de las negociaciones entre Argentina y México, que desde agosto del año pasado han prometido a la región entre 150 y 200 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca".

 Amnistía Internacional pidió copias del acuerdo entre ambos Gobiernos, pero ninguno dio detalles.

 "Cuando pedimos información sobre el financiamiento filantrópico de la fundación del empresario Carlos Slim para estas vacunas fabricadas por Argentina y México, el Gobierno mexicano desde su Cancillería respondió que no existía contrato o acuerdo ninguno con la Fundación Slim", narró.

 Penman agregó que el informe encontró que de los 17 países analizados en América, sólo Colombia realizó su plan de vacunación en consulta con diversos sectores civiles.

  En México, por ejemplo, el plan fue creado por el grupo técnico asesor para la vacuna, sin escuchar opiniones externas.

 "Los Gobiernos deben aprovechar la oportunidad de la vacunación para reducir las desigualdades, no para aumentarlas", dijo Erika Guevara, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

 Además, hizo un llamado para que los Gobierno no hagan uso político de las vacunas.

 "Dado que este año celebran elecciones 10 países en una región donde es habitual la corrupción del sector sanitario, existe el peligro real de que los gobiernos utilicen las campañas de vacunación con fines políticos", alertó.

 "Quienes ejercen la política no deben utilizar las vacunas para premiar a sus afines, ni para presionar a sectores de la sociedad que critican sus decisiones".