Internacional

Condenan a prisión a Alcalde italiano por ayudar a migrantes

Ex Alcalde italiano elogiado por recibir a refugiados fue condenado a 13 años de cárcel por prestar ayuda a la inmigración no autorizada

Reforma

Reforma

jueves, 30 septiembre 2021 | 12:11

Roma.- Una corte del sur de Italia condenó este jueves al ex Alcalde de un poblado diminuto apodado "el pueblo de bienvenida'' por prestar ayuda a la inmigración no autorizada y lo sentenció a 13 años y dos meses de prisión. 

 Domenico "Mimmo" Lucano también fue hallado culpable de fraude, malversación de fondos, asociación delictuosa y abuso de autoridad por la corte en Calabria, la región que forma la "punta del pie" en la península italiana. 

 Lucano, de 63 años, fue Alcalde de Riace, un pueblo medieval en la cima de una colina de alrededor de mil 900 residentes en la región de Calabria del sur de Italia, de 2004 a 2018. Fue incluido por la revista Fortune como uno de los 50 líderes más importantes del mundo en 2016. 

 "He pasado mi vida contra los clanes de la mafia, me he puesto del lado de (...) los refugiados que llegaron (...), hoy todo termina para mí", dijo Lucano a periodistas afuera del tribunal en la ciudad calabresa de Locri. 

 "Estaré marcado de por vida por faltas que yo no cometí?", añadió Lucano, según fue citado por la agencia italiana de noticias ANSA. El ex Alcalde colocó una mano en la frente en señal de incredulidad al escuchar el veredicto y la sentencia dictada después de tres días de deliberaciones. 

 La fiscalía alegó que Lucano facilitó matrimonios por conveniencia entre hombres italianos del poblado de Riace y mujeres extranjeras, con el fin de que ellas obtuvieran permisos de residencia de Italia. La fiscalía también argumentó que Lucano usó indebidamente fondos del Gobierno destinados para la ayuda a migrantes, incluyendo 5 millones de euros que los fiscales afirman fueron a dar a bolsillos privados y no fueron usados en la asistencia a los migrantes. 

 Por su parte, sus abogados indicaron que apelarán tanto a la condena como a la sentencia, que fue unos cinco años más larga que lo que los fiscales habían pedido.

  Uno de los abogados, Giuliano Pisapia, un ex Alcalde de izquierda de Milán, dijo que se trató de un juicio con motivos políticos. "Sin duda, hubo una cierta hostilidad hacia Lucano", señaló. 

 Lucano permanece en libertad a la espera de los resultados de sus apelaciones finales. 

 Grupos humanitarios que rescatan migrantes de botes de traficantes no aptos para el mar en el Mediterráneo manifestaron enojo por el veredicto y sentencia de la corte.