Internacional

Condenan padres filtración de video de Uvalde

Felix y Kimberly Rubio, quienes perdieron a su hija Lexi en el tiroteo de Uvalde, Texas, se abrazan durante una protesta para exigir prohibición a las armas de asalto

Reforma

jueves, 14 julio 2022 | 07:56

Washington DC, Estados Unidos.- Padres de las víctimas del tiroteo en una primaria de Uvalde, Texas, en mayo condenaron la filtración del video en el que se ve al atacantes Salvador Ramos llegar y entrar a la escuela así como la inacción de la Policía durante 77 minutos.

El video fue difundido por medios días antes de que se les mostrara a las familias, como lo habían planeado las autoridades.

"Quien sea que haya filtrado el video... Rezo porque nunca tenga que lidiar con lo que todos los padres, abuelos, hermanos, tías y tíos estamos lidiando. Qué vergüenza", dijo un integrante de una de las familias en una conferencia de prensa en Washington D.C.

Gloria Cazares, la madre de una de las menores que falleció, pidió a la gente no compartir el video.

"Esto es lo opuesto a lo que las familias querían", escribió en Facebook.

"¡Nuestros corazones están destrozados de nuevo!".

Por su parte, Jesse Rizo, quien también perdió a un familiar en el tiroteo del 24 de mayo, dijo que si bien no le molesta la difusión del video, sí hubiera preferido que se mostrara primero a los dolientes.

El video de 4 minutos con 20 segundos fue difundido ayer por The Austin American-Statesman, USA TODAY Network y la estación KVUE.

Anoche en un editorial, The Austin American-Statesman defendió la publicación al decir que su objetivo es sacar a la luz lo que ocurrió en la Primaria Robb, "algo que los familiares y amigos de las víctimas de Uvalde han estado pidiendo".

"La transparencia y los informes implacables son una forma de generar cambios", argumentó.

Tras revelarse la grabación, residentes de Uvalde nuevamente redoblaron los llamados en la pequeña ciudad fronteriza para deslindar responsabilidades y obtener explicaciones que han sido incompletas, y a veces inexactas, en las siete semanas transcurridas desde el tiroteo que dejó 21 muertos, entre ellos 19 menores.

En el video se observa cómo los agentes esperaron 77 minutos en los pasillos de la escuela antes de contener al homicida.