Internacional

Corea del Norte prueba supermisil en ensayo de lanzacohetes

Kim Jong Un, y otros altos funcionarios estuvieron presentes durante las pruebas

Agencias
viernes, 29 noviembre 2019 | 17:48

Kim Jong Un, y otros altos funcionarios estuvieron presentes durante las pruebas, confirmó el viernes la agencia noticiosa KCNA

La prueba más reciente del lanzacohetes múltiple "supergrande" de Corea del Norte fue una revisión final de la aplicación del arma en combate, afirmó el viernes el gobierno, insinuando que se prepara para emplazar pronto el nuevo sistema.

Pyongyang disparó dos proyectiles el jueves, probablemente desde el mismo lanzacohetes, dijeron las fuerzas armadas surcoreanas horas antes. Expresaron que "lamentan mucho" los disparos y exhortaron al gobierno norcoreano a dejar de azuzar las tensiones.

El líder norcoreano, Kim Jong Un, y otros altos funcionarios estuvieron presentes durante las pruebas, confirmó el viernes la agencia noticiosa KCNA.

"La andanada de disparos de prueba, que tenía como fin examinar la aplicación en combate del sistema lanzacohetes múltiple supergrande, demostró la superioridad militar y técnica del sistema de armamento y su firme confiabilidad", dijo la agencia.

Kim se dijo "muy satisfecho" por los resultados de los disparos de prueba, agregó.

Aparentemente Corea del Norte está ingresando a la etapa de producción en masa y emplazamiento del lanzacohetes, dijo el analista Kim Dong-yub, del Instituto de Estudios del Lejano Oriente, en Seúl. Es posible que el sistema ya haya sido emplazado, escribió en Facebook.

Con la prueba del lanzacohetes el jueves suman cuatro ensayos desde agosto.

Algunos expertos dicen que la distancia de vuelo y la trayectoria de los proyectiles disparados desde el lanzacohetes muestran que prácticamente son misiles, o armas consideradas misiles. Los proyectiles recorrieron unos 380 kilómetros (235 millas) a una altitud máxima de 97 kms (60 millas), explicó el mayor general Jeon Dong Jin, jefe de operaciones del EM. Las autoridades de inteligencia surcoreanas y estadounidenses siguen analizando los detalles del lanzamiento, agre

Las últimas iniciativas del Norte podrían indicar que quiere mostrar qué ocurriría si Estados Unidos no cumple con el plazo establecido por su líder, Kim Jong Un, que termina a final de año, para presentar una nueva propuesta en su estancado diálogo nuclear.

En un comunicado, el Estado Mayor de Seúl explicó que los misiles se lanzaron desde una base en la provincia de Hamgyong Sur, en el noreste del país, a aguas orientales norcoreanas.

“Nuestro ejército expresa su firme pesar (por los lanzamientos) e insta (a Corea del Norte) a frenar de inmediato los actos que agravan las tensiones militares”, dijo Jeon en una comparecencia televisada, agregando que el ejército está monitoreando posibles nuevos lanzamientos norcoreanos.

Por su parte, el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, calificó los incidentes de “grave desafío” tanto para su país como para la comunidad internacional, aunque los misiles no alcanzaron aguas territoriales niponas.

Los supuestos lanzamientos serían el 13er gran ensayo armamentístico público de Corea del Norte este año, y el primero desde que probó lo que calificó de lanzacohetes múltiple de “gran calibre” a finales del mes pasado. Esa batería sería el mismo sistema que, según el ejército surcoreano, se habría empleado en la prueba del jueves.

Corea del Norte dijo el lunes que su líder, Kim Jong Un, visitó un islote en el frente y ordenó a las tropas de artillería destinadas allí que practicasen tiro cerca de la frontera marítima, que en los últimos años fue escenarios de varios enfrentamientos marítimos letales entre los dos países. Seúl protestó de inmediato contra las maniobras sosteniendo que viola el acuerdo alcanzado el año pasado para reducir las hostilidades.

El Ministerio de Defensa de Seúl dijo que los disparos de artillería se produjeron el 23 de noviembre, en el noveno aniversario del bombardeo norcoreano sobre una isla del Sur que mató a cuatro de sus ciudadanos en 2010.

Con la diplomacia nuclear con Estados Unidos prácticamente estancada, Pyongyang probó sus nuevas armas para aumentar la presión sobre Washington mientras aprovecha el impasse para mejorar sus capacidades militares. A principios de octubre lanzó su primer misil balístico submarino en tres años.

Algunos expertos dicen que Pyongyang podría reanudar sus pruebas de misiles de largo alcance y de dispositivos nucleares si Estados Unidos incumple el plazo.+

Con información de Vanguardia