Internacional

Crece disputa por pasaportes de vacunación en EU

Republicanos atacan los esfuerzos de la administración de Biden para desarrollar pautas para los pasaportes de vacunación

Agencias

miércoles, 31 marzo 2021 | 12:05

Washington— Los republicanos están abriendo un nuevo frente en las guerras culturales pandémicas, atacando los esfuerzos de la administración de Biden para desarrollar pautas para los pasaportes de vacunación contra el coronavirus que las empresas pueden usar para determinar quién puede participar de manera segura en actividades como vuelos, conciertos y cenas bajo techo, publicó The Washington Post.

El tema ha recibido una atención cada vez mayor por parte de algunos de los miembros más extremistas del partido y figuras mediáticas conservadoras, pero también ha sido aprovechado por líderes republicanos como el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien es considerado un posible candidato presidencial para 2024.

"No apoyamos la realización de pasaportes de vacunas en el estado de Florida", dijo DeSantis el pasado lunes. "Es completamente inaceptable que el gobierno o el sector privado le impongan el requisito de que muestre una prueba de vacuna para simplemente poder participar en la sociedad normal".

Otros republicanos han utilizado una retórica más incendiaria, con la representante Marjorie Taylor Greene (Republicana por Georgia), llamando a la idea del pasaporte "La marca de la bestia de Biden" y algunos activistas conservadores comparándola con las políticas nazis para identificar a los judíos.

La retórica hipercargada está dirigida a una iniciativa incipiente entre la administración de Biden y empresas privadas para desarrollar una forma estándar para que los estadounidenses demuestren que han recibido una vacuna contra el coronavirus. La idea detrás de los pasaportes o certificados es que serían una forma de garantizar que las personas puedan regresar a sus actividades normales sin correr el riesgo de una mayor propagación del virus que ha matado a más de 550 mil estadounidenses.

A diferencia de algunos de los ataques recientes de los conservadores centrados en cuestiones culturales o económicas, que se centraron en los libros para niños y "tenis satánicos", éste se centra directamente en la administración de Biden y aprovecha una advertencia de largo tiempo de la derecha: que un gobierno federal poderoso intentará controlar la población.