Internacional

Cristianos holandeses se niegan a etiquetar productos fabricados en asentamientos judíos

Dos grupos afirman que el etiquetado se ha convertido en una herramienta de presión política contra Israel y se negaron a cumplir con la directiva del gobierno.

Agencias
miércoles, 10 julio 2019 | 17:39

Ciudad de México.- Los importadores cristianos sionistas de productos israelíes se negaron a cumplir con una directiva del gobierno para aplicar un etiquetado especial para productos fabricados en asentamientos.

El intercambio tuvo lugar el mes pasado entre la familia van Oordt, que administra el Centro de Productos Israelíes y el Grupo Cristiano para Israel en Nijkerk, cerca de Amsterdam, y representantes del Ministerio de Asuntos Económicos y Política Climática. Roger van Oordt, director del grupo de cristianos por Israel, escribió el miércoles en un comunicado.

Los funcionarios pidieron visitar la tienda y pidieron a van Oordt que colocara las etiquetas, de acuerdo con las normas reglamentarias adoptadas en 2015 por la Comisión Europea, que describían la ley como la intención de proporcionar a los consumidores información precisa sobre el origen de los productos.

Israel y los grupos judíos protestaron contra las leyes, que vieron como un intento de aislar y dañar financieramente los asentamientos israelíes en Cisjordania. Las reglas también se aplican a los Altos del Golán en Jerusalén Este, áreas que fueron conquistadas por Israel en 1967 en la Guerra de los Seis Días. La Autoridad 

Palestina ha declarado que las normas de etiquetado son un obstáculo bienvenido para lo que considera el robo de tierras por parte de Israel.

“El etiquetado fue creado para garantizar la seguridad alimentaria, pero se convirtió en una herramienta política para presionar al estado judío”, dijo van Oordt, cuya compañía importa 120,000 botellas de vino israelí cada año. Pero también toneladas de cosméticos del Mar Muerto y otros productos.

“Para mí, estas son medidas antisemitas. Su objetivo es distinguir los productos hechos por judíos y árabes “, escribió.

Las regulaciones son vinculantes, pero la Comisión Europea y el gobierno holandés tienen un recurso limitado en contra de los países o empresas que no las aplican.

FUENTE: Times of Israel