Internacional

Culparían a responsables de ataque a Capitolio de sedición

La evidencia es probable que respalde los cargos, dice el fiscal

Tomada de internet / Seguidores de Trump dentro del Capitolio

The New York Times

domingo, 21 marzo 2021 | 22:55

Washington— La evidencia que el gobierno obtuvo en la investigación sobre el ataque del 6 de enero al Capitolio, probablemente cumple con los requisitos necesarios para acusar a algunos de los sospechosos de sedición, dijo Michael R. Sherwin, el fiscal federal que había estado dirigiendo la investigación del Departamento de Justicia, en una entrevista que se emitió este domingo.

El departamento rara vez ha presentado cargos de sedición, el delito de conspiración para derrocar al gobierno.

Pero en una entrevista, Sherwin dijo que los fiscales tenían evidencia que probablemente probaba tal acusación.

"Personalmente creo que la evidencia tiende a eso, y probablemente cumple con esos elementos", dijo Sherwin. “Creo que los hechos apoyan esos cargos. Y creo que, a medida que avanzamos, más hechos lo respaldarán".

La última vez que los fiscales federales presentaron un caso de sedición fue en 2010, cuando acusaron a miembros de una milicia de Michigan de conspirar para provocar un conflicto armado con el gobierno. Finalmente fueron absueltos, y el juez del caso dijo que el Departamento de Justicia no había probado adecuadamente que los acusados hubieran llegado a un "acuerdo concreto para oponerse por la fuerza al gobierno de Estados Unidos".

El estatuto sobre conspiración sediciosa también dice que las personas que conspiren para "oponerse por la fuerza a la autoridad" del gobierno o usar la fuerza "para prevenir, obstaculizar o retrasar la ejecución de cualquier ley de Estados Unidos" pueden ser acusadas de sedición.

El gobierno ha acusado a algunos en el caso del 6 de enero de conspirar para descarrilar la certificación final de la victoria electoral del presidente Biden.

Sherwin fue testigo del crimen mientras se desarrollaba. Después de vestirse con su ropa de correr y entrar a la multitud en el mitin cerca de la Casa Blanca, observó un “ambiente de carnaval” de personas que escuchaban discursos y vendían camisetas y bocadillos.

“Noté que había algunas personas con equipo táctico. Estaban tachonados con chalecos de Kevlar. Llevaban puestos los cascos militares”, dijo en la entrevista. "Esos individuos, noté, dejaron los discursos antes".