Internacional

Deberá Trump rendir cuentas en primer debate presidencial

El mandatario llega a su cita con Joe Biden en medio de críticas sobre su gestión de múltiples crisis y acusaciones sobre evasión de impuestos

Reforma

martes, 29 septiembre 2020 | 09:17

Cleveland.- El mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, llega al primer debate presidencial frente a su rival demócrata, Joe Biden, con críticas sobre su gestión de múltiples crisis, como la pandemia y el racismo, y por la más reciente revelación de que no pagó impuestos sobre la renta durante años.

Al evento, que se llevará a cabo en Cleveland, Ohio, el republicano acude entre acusaciones de que no supo contener la propagación del nuevo coronavirus, que ha infectado a más de 7.1 millones de estadounidenses y matado a más de 205 mil.

La crisis de Covid-19 también provocó que se perdieran más de 40 millones de empleos en EU, de los cuales no todos han regresado. Fox Business afirmó en agosto que sólo 37 por ciento de los trabajadores despedidos en marzo y 47 por ciento de los destituidos en abril volvieron a sus puestos laborales en julio.

En medio de la pandemia, Trump también enfrenta críticas por su respuesta a las protestas antirracistas y contra la violencia policial.

El Mandatario ha movilizado tropas federales para contener las manifestaciones, con agentes que usan gas lacrimógeno y tácticas militares.

En su más reciente polémica, el Presidente encara críticas por no haber pagado impuestos en 10 de los últimos 15 años, en gran parte por reportar pérdidas millonarias de varios de sus negocios, como hoteles y campos de golf.

Una encuesta de Gallup en febrero de 2016 mostró que los republicanos que querían que Trump obtuviera la candidatura del partido mencionaron su experiencia como empresario como el segundo motivo más importante para apoyarle.

Biden subirá al escenario de Cleveland con hasta 7 puntos de ventaja en las encuestas nacionales, aunque con varios puntos que, según analistas, tendrá que defender para que no jueguen en su contra.

Uno de los que más preocupa a los demócratas es su manejo de escenario, ya que en debates de su partido se ha trabado y ha tenido poca participación.

Ante eso, Trump ha dicho que el estado físico y mental de su rival no es apto para dirigir EU.

Según expertos, Biden también podría tener que defender los señalamientos hacia su hijo Hunter por corrupción en Ucrania.