Internacional

Declara Japón estado de emergencia

Japón declaró un estado de emergencia en Tokio y otras seis prefecturas durante un mes, para frenar propagación del Covid-19

Reforma

Reforma

martes, 07 abril 2020 | 09:03

Tokio.- El Primer Ministro de Japón, Shinzo Abe, declaró un estado de emergencia en Tokio y otras seis prefecturas, durante un periodo de un mes, para frenar la propagación del coronavirus Covid-19, colocando al país en un nivel de alerta sin precedentes en medio del temor a un aumento de pacientes. 

La medida, que entrará en vigencia a partir de este miércoles y continuará hasta el final de la Semana Dorada, también aplica a las prefecturas de Osaka, Saitama, Kanagawa, Chiba, Hyogo y Fukuoka.

"Decidí declarar un estado de emergencia porque hemos llegado a un punto en el que la propagación de infecciones se ha vuelto rápida y generalizada en todo el país y amenaza con tener un grave impacto en la vida de las personas y la economía", dijo Abe ante el parlamento, destacó la agencia Kyodo.

El mandatario japonés informó que la medida entrará en vigor el 8 de abril y permite a los gobernadores instar a la población a permanecer en sus casas.

Asimismo, lleva al cierre de negocios que involucren congestión de personas, pero no supone confinamiento estricto ni multas.

"El Gobierno se enteró de que la rápida propagación del virus en todo el país podría tener un gran impacto negativo en los medios de vida de las personas y en la economía de la nación", argumentó Abe.

Durante una reunión de un grupo de trabajo gubernamental sobre Covid-19, Abe declaró un estado de emergencia basado en una ley recientemente enmendada para responder al brote de coronavirus.

Consultó a un panel asesor de expertos en enfermedades infecciosas y salud pública que dieron el visto bueno antes, completando el proceso requerido.

La declaración, que estará vigente hasta el 6 de mayo, autoriza a los gobernadores de las siete prefecturas a solicitar que los residentes se queden en casa, excepto para tareas esenciales, como comprar alimentos y buscar atención médica, además de restringir el funcionamiento de las escuelas y otras instalaciones.

En cuanto a las empresas, los Gobiernos de las prefecturas también podrían solicitar que implementen a fondo las medidas de control de infecciones.

Las medidas que se tomarán con base en la primera declaración de este tipo en Japón podrían reducir los derechos y libertades de las personas hasta cierto punto.

Sin embargo, no conducirá a bloqueos estrictos en una escala vista en otros países afectados por el Covid-19 como China y Francia debido a los límites de la ley japonesa.