Internacional

Desarrollan 'superenzima' que acelera la descomposición del plástico

Podría emplearse para romper botellas de plástico mucho más rápidamente que los métodos de reciclaje actuales

The New York Times

The New York Times

miércoles, 30 septiembre 2020 | 09:44

Un nuevo cóctel de enzimas que acelera la degradación del plástico ofrece un paso adelante para encontrar una nueva forma de reciclaje que sea más rápida, más asequible y funcione a mayor escala que los métodos actuales, dijeron esta semana investigadores británicos y estadounidenses.

La "superenzima" podría emplearse para romper botellas de plástico mucho más rápidamente que los métodos de reciclaje actuales y crear la materia prima para fabricar otras nuevas, según los científicos. Y puede facilitar la reutilización del material.

"Este es un desarrollo muy emocionante para el reciclaje de plásticos y la gestión ambiental", dijo Jim Pfaendtner, profesor de química en la Universidad de Washington.

Se estima que se producen anualmente 359 millones de toneladas de plástico en todo el mundo, con al menos 150 millones de toneladas en vertederos o en el medio ambiente.

Una vez apreciados por su durabilidad, los plásticos pueden tardar hasta 450 años en degradarse en el océano, si es que lo hacen, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica. Gran parte se descompone en pequeños fragmentos conocidos como microplásticos que se han encontrado en la vida marina, el agua del océano y en las entrañas de los humanos.

Los investigadores buscan cada vez más soluciones, incluido el plástico biodegradable.

A medida que el mundo enfrenta el cambio climático y la necesidad de quemar mucho menos combustibles fósiles, las compañías de petróleo y gas que buscan alternativas para un exceso de oferta están recurriendo a la fabricación de más plásticos como el PET, uno de los plásticos más populares del mundo. Se encuentra en botellas de refrescos, ropa sintética y empaques.

El estudio, publicado el pasado lunes en la revista PNAS por un equipo de científicos de la Universidad de Portsmouth y el Laboratorio Nacional de Energía Renovable y otras instituciones estadounidenses, se centra en una combinación de dos enzimas derivadas de una bacteria descubierta en Japón en 2016. Los científicos descubrieron que esta bacteria podía degradar el PET.

En 2018, el equipo logró descomponer el plástico con una de las dos enzimas. Pero cuando se agrega la segunda enzima, descubrieron los estudiantes, el proceso funciona seis veces más rápido.

“Se recuperan los bloques de construcción originales”, explicó el profesor John McGeehan, director del Centro de Innovación de Enzimas y colíder del equipo. Y esos bloques de construcción se pueden usar nuevamente.

Pero, incluso con los avances en el reciclaje, persiste un problema: cómo llevar el plástico a las plantas de reciclaje en primer lugar. Los expertos han dicho que gran parte de la barrera para reciclar PET y otros desechos plásticos radica en recuperarlo del océano y gestionar los desechos de manera responsable.

"Creamos este problema en primer lugar", dijo McGeehan.

Aun así, dijo, es bueno que la naturaleza haya proporcionado una solución.