Internacional

Descarta Bolsonaro nuevo plan de ayuda social

Bolsonaro dijo que en Brasil no se abrirá un nuevo programa de ayuda social debido a la crisis de financiamiento a causa de la pandemia

Reforma

Reforma

martes, 15 septiembre 2020 | 12:51

Brasilia.- El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, declaró este martes que había desechado los panes para un nuevo programa de bienestar social llamado Rienda Brasil y que mantendrá el esquema de transferencias condicionadas de dinero Bolsa Familia, el cual fue instituido por los Gobiernos de izquierda del país sudamericano. 

La nueva propuesta de bienestar social tenía como objetivo aumentar el apoyo popular necesario para una reelección en 2022, pero Bolsonaro no pudo llegar a un acuerdo sobre el financiamiento con el Ministro de Economía, Paulo Guedes, quien se encuentra en labores de contención del déficit presupuestario -que ha sido atizado por la crisis económica derivada de la pandemia- que Brasil ha experimentado este año.

"Está prohibido hablar de Renda Brasil en mi Gobierno hasta el 2022. Seguiremos con Bolsa Familia y eso es todo", sentenció el Mandatario por medio de un video publicado en sus redes sociales.

Por otro lado, el gobernante brasileño se comprometió a no recortar las prestaciones sociales para jubilados o discapacitados, una medida que fue puesta sobre la mesa por el equipo de Guedes como forma de financiar Rienda Brasil.

Asimismo, Bolsa Familia, programa de seguridad social establecido por el ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, se mantendrá por ahora, dijo Bolsonaro.

El desacuerdo con Guedes sobre el financiamiento de Renda Brasil significó que el plan presentado por Bolsonaro no fue incluido en la propuesta de presupuesto 2021 que se envió al Congreso el mes pasado.

Los pagos de emergencia para complementar los ingresos perdidos de las familias pobres y los trabajadores del sector informal durante la pandemia de Covid-19 han ayudado para elevar la popularidad del Presidente brasileño -especialmente en el menos desarrollado noreste del territorio- en torno a su gestión económica.

Bolsonaro ha extendido los pagos hasta el final del año, pero tuvo que reducirlos de 114 dólares al mes a 57 debido a las preocupaciones fiscales planteadas por el Ministro de Economía.