Internacional

Desconectan central nuclear de Ucrania de red eléctrica

La planta nuclear de Zaporyia, en Ucrania, está controlada desde marzo por tropas rusas que invadieron el país

Reforma

jueves, 25 agosto 2022 | 11:24

Kiev, Ucrania.- Los últimos dos reactores en funcionamiento en la central nuclear de Zaporiyia, controlada por Rusia, fueron desconectados de la red eléctrica ucraniana el jueves, después de que unos incendios cercanos dañaron las líneas eléctricas aéreas, dijo la compañía nuclear estatal ucraniana, Energoatom. 

Los incendios se produjeron en los pozos de cenizas de una planta de carbón ubicada cerca de la central de Zaporiyia -la mayor instalación nuclear de Europa- y dañaron las líneas eléctricas que la conectan con la red, dijo la compañía.

"Como resultado, las dos unidades de potencia en funcionamiento de la estación fueron desconectadas de la red", dijo Energoatom en un comunicado.

"En consecuencia, las acciones del invasor acarrearon la desconexión total (de la central de Zaporiyia) de la red eléctrica, por primera vez en su historia".

Los sistemas de seguridad de la planta funcionaban con normalidad y se estaba trabajando para volver a conectar uno de los bloques del reactor a la red, según la compañía.

Un funcionario de energía que declinó ser identificado dijo a Reuters que los dos reactores desconectados estaban siendo alimentados por generadores diésel.

Cada unidad de potencia -que incluye un reactor, un sistema de refrigeración y otros equipos- tiene tres generadores diésel de la era soviética que "no pueden funcionar durante semanas", dijo la fuente.

Rusia, que invadió Ucrania en febrero, capturó la central de Zaporiyia en marzo y la controla desde entonces, aunque sigue siendo operada por técnicos ucranianos de Energoatom.

Acusaciones cruzadas entre Moscú y Kiev

En las últimas semanas, Moscú y Kiev se acusaron mutuamente de bombardear esta central del sur del país, que cuenta con seis reactores de una capacidad total de 6 mil megavatios.

Ucrania acusa también a Rusia de almacenar armas pesadas en la central y utilizarla como base para bombardear posiciones ucranianas.

Moscú niega haber desplegado armas en la central y asegura que sólo instaló unidades para garantizar la seguridad del lugar. Rusia acusa a su vez a las fuerzas ucranianas de haber bombardeado el complejo con drones.

La ONU ha pedido desmilitarizar la central para garantizar la seguridad y permitir una inspección del lugar.