Internacional

Descubren en Israel posible ciudad bíblica donde David se refugió de Saúl

Como se describe en los libros de Samuel, Siclag, ubicado entre Kiryat Gat y Lajish, brindó refugio al rey David.

Enlace Judío
lunes, 08 julio 2019 | 21:51

Israel.– Un equipo internacional de arqueólogos afirmó este lunes haber identificado la ciudad bíblica antigua de Siclag en la zona central de Israel, informó el sitio The Times of Israel.

Basados en artefactos y resultados de estudios de carbono 14 de excavaciones hechas desde 2015, los académicos sugirieron este lunes que el sitio arqueológico de Jirbet Ar-Ra’i en las montañas de Judea es el sitio de una bíblica ciudad filistea.

Como se describe en los libros de Samuel, Siclag, ubicado entre Kiryat Gat y Lajish, brindó refugio al rey David cuando huía del rey Saúl. Después de su estadía en Siclag, David ascendió al trono en Hebrón.

Según un comunicado de prensa conjunto de la Universidad Hebrea de Jerusalén y la Autoridad de Antigüedades de Israel (AAI), los arqueólogos descubrieron restos de un asentamiento filisteo de los siglos XII al XI AEC, que fue seguido por un asentamiento rural que data de principios del siglo X AEC, época a la que se remonta el relato bíblico. Según el comunicado de prensa, la datación por carbono 14 apoya la línea de tiempo y la identificación de los arqueólogos.

Según consta en la Biblia hebrea, David se estableció en Siclag durante 14 meses bajo el patrocinio del rey filisteo Ajish de Gat, con 600 de sus hombres y sus familias, y lo utilizó como base para atacar a los pueblos vecinos.

Mientras que el entonces vasallo filisteo David intentó unirse al ejército de su señor filisteo Ajish para derrotar a Saúl, las represalias de los amalequitas arrasaron la ciudad y raptaron a las mujeres y los niños de los israelitas, junto botines de guerra.

Según el comunicado de prensa, además de la transición cultural entre los edificios filisteos y el supuesto campamento israelita posterior, el asentamiento de la era del rey David muestra restos de un intenso incendio que lo destruyó.

Más adelante en la Biblia hebrea, en el Libro de Nehemías, la ciudad se menciona nuevamente como una base para los judíos que regresaron de Babilonia.

Durante décadas, los arqueólogos han tratado de encontrar Siclag, para el cual se han sugerido aproximadamente una docena de sitios, sin consenso académico. Esos sitios anteriores fueron desechados en gran parte debido a la falta de señales de transición de la evidencia cultural filistea a los restos israelitas desde la época de David, o debido a la falta de evidencia de la ruina generalizada causada por los amalequitas, como se describe en la Biblia.

Según los arqueólogos que encabezaron las excavaciones, el profesor Yosef Garfinkel, director del Instituto de Arqueología de la Universidad Hebrea de Jerusalén; Saar Ganor de la AAI; y el Dr. Kyle Keimer y el Dr. Gil Davis, de la Universidad Macquarie en Sydney, Australia, el sitio propuesto de Jirbet Ar-Ra’i tiene todas las calificaciones requeridas.

El comunicado de prensa conjunto de la IAA y la Universidad Hebrea dijo que después de siete temporadas de excavación que revelaron a la luz unos 1,000 metros cuadrados, el equipo arqueológico encontró evidencia de un asentamiento de la era filistea desde los siglos XII al XI AEC, entre los cuales se encontraban estructuras de piedra macizas y típicos artefactos culturales filisteos, como cerámica estilizada en depósitos de cimientos y ofrendas para la buena suerte colocadas debajo del piso de un edificio.

Esos artefactos, junto con las herramientas de piedra y metal, son similares a los que se encuentran en otras ciudades filisteas como Ashdod, Ashkelon, Ekron y Gat.

El nombre Siclag es de origen filisteo y no tiene raíces en las lenguas semíticas.

Esta revelación arqueológica llega unos días después de que un estudio publicado en una revista académica sugiriera que los antiguos filisteos fueron un pueblo que emigró desde el sur de Europa hacia la zona actual entre el sur de Israel y Gaza.