Internacional

Desesperados por luz y calor, texanos no ven fin a la tormenta invernal

Hoy más de 2.5 millones de personas seguían sin electricidad

Associated Press / Un equipo de Oncor trabaja a lo largo de la calle Elsie Faye Higgins mientras continúan los cortes de energía en todo el estado

The New York Times

miércoles, 17 febrero 2021 | 22:02

Houston—En esta mitad de semana, Texas sigue congelado, todo parece estar en un frígido caos.

Algunas casa no tienen agua, mientras que en otras salía a borbotones debido a la tubería reventada en sus pasillos y salas. En Galveston, en donde docenas de personas abarrotaron este martes un albergue del Condado, la nueva necesidad urgente fueron los camiones refrigerados --- para albergar los cuerpos que se espera encontrar en los próximos días. 

Este miércoles, más de 2.5 millones de personas seguían sin electricidad, mientras que a casi el doble les dijeron que hirvieran agua.

El crudo invierno está lejos de concluir. En la parte central de Texas, en donde muchas carreteras han estado intransitables en estos días, otra tormenta de nieve se esperaba este miércoles por la tarde.

La nueva tormenta está pronosticada en partes de Carolina del Norte y Virginia en donde se sigue laborando a pesar del hielo de la tormenta anterior.

En Houston, Catherine Sáenz y su familia, al igual que la mayoría de sus vecinos, no han tenido luz ni agua durante días, mientras que la ciudad sigue bajo el yugo del invierno más feroz que se tenga memoria. Aunque ellos son afortunados, tienen chimenea.

Por lo menos 31 personas han muerto en todo el país desde que inició esta temperatura invernal la semana pasada. Algunos murieron en accidentes debido a las carreteras congeladas, algunos sucumbieron ante el frío y otros murieron al hacer desesperados intentos para encontrar calor que se convirtió en algo letal.

En todo el país, las viviendas siguen sin electricidad --- ha habido más de 150 mil apagones en Oregon, 111 mil en Louisiana y 88 mil en Kentucky hasta este miércoles por la tarde --- pero en ningún lugar la situación ha sido tan mala como en Texas.