Internacional

Desgracias en Texas aprietan carrera por Gubernatura

Encuestas han mostrado una competencia apretada

Reforma

lunes, 25 julio 2022 | 08:54

San Antonio, Estados Unidos.- Uno de los tiroteos escolares más mortíferos en la historia de Estados Unidos, el renacimiento de una prohibición del aborto de la década de 1920, el peor episodio reciente de muerte de migrantes y una red eléctrica que falla durante el invierno y verano han impactado en la carrera por la Gubernatura de Texas.

Encuestas han mostrado una competencia apretada de sólo dígito entre el actual Mandatario estatal republicano Greg Abbott y su retador demócrata Beto O'Rourke, haciendo las próximas elecciones quizás la más competitivas desde la década de 1990.

"Parece que algunas de las peores cosas que están sucediendo en este país tienen sus raíces en Texas", dijo James Talarico, representante estatal demócrata al norte de Austin.

"Estamos viendo un renovado espíritu de lucha".

En las últimas semanas ha habido un cambio perceptible en Texas, como lo registran varias encuestas públicas, luego del tiroteo en una primaria de Uvalde, que dejó 21 muertos, y el fallo de la Suprema Corte, que volvió a poner en vigor una ley de 1925 que prohíbe todos los abortos, excepto cuando la vida de la mujer esté en peligro.

"La ley contra la interrupción del embarazo ha dañado a los republicanos en Texas, al igual que Uvalde y la red eléctrica", comentó Mark Jones, profesor de ciencias políticas en la Universidad Rice.

"Biden y la inflación han sido su gracia salvadora".

La mayoría de los votantes encuestados no clasificaron las armas o el aborto entre sus principales temas en el sondeo reciente, realizada por la Hobby School of Public Affairs de la Universidad de Houston, pero muchos de los partidarios de O'Rourke sí lo hicieron, sugiriendo que los tópicos podrían ayudar a energizar a sus votantes.

Un sondeo separado, realizado por la Universidad de Texas en Austin y publicado este mes, mostró que el 59 por ciento piensa que el estado está en el "camino equivocado", el número más alto en más de una década.

Otro estudio posicionó a O'Rourke a 5 puntos porcentuales del Gobernador.

Como las nuevas encuestas mostraron que los números del demócrata estaban mejorando, la campaña de Abbott convocó a una conferencia telefónica.

"Vamos por buen camino, donde queremos estar", externó Dave Carney, estratega del Gobernador.

Agregó que su táctica aún implica vincular a O'Rourke con Biden y recordar a los votantes las posiciones del demócrata sobre el control de armas, la reforma policial y la industria petrolera durante su fallida carrera en las primarias presidenciales demócratas de 2020.

"Va a estar reviviendo el desastre espectacular de postularse para Presidente y todas las cosas que dijo", señaló Carney.

"Créanme, le gustaba hablar, y todo está en video, y todo es contrario a lo que son los valores y lo que cree la gran mayoría de los texanos".

Ese enfoque ha sido parte del mensaje de campaña de Abbott desde el principio, particularmente en el tema de las armas.

En uno de los primeros ataques contra O'Rourke, el equipo del republicano destacó la promesa que hizo el demócrata durante su campaña presidencial de quitarle los rifles AR-15 a la población.

En mayo pasado volvió a responder con una táctica política igualmente arriesgada: interrumpir una conferencia de prensa celebrada en Uvalde un día después del tiroteo escolar para desafiar directamente a Abbott por su historial de armas.

"Esto depende de ti", aseveró O'Rourke.

El momento, que enfureció a muchos republicanos, pareció al mismo tiempo haber energizado a los demócratas que, como Talarico, estaban ansiosos por ver un abanderado agresivo en todo el estado.

"Él nos estaba mostrando a todos los que creemos en la democracia, en el sentido amplio del término, cómo responder", afirmó.

En Uvalde, una ciudad de mayoría hispana donde la caza es un pasatiempo común, el estado de ánimo político ha cambiado desde la masacre.

Muchos ahora apoyan leyes de armas más estrictas.

"Todo el mundo tiene armas aquí", dijo un poblador, quien perdió a una nieta en el tiroteo.

"Pero esto es diferente. Nadie necesita AR-15. Tenemos que prohibirlos".

Carney, en su llamada con los periodistas, admitió que el tiroteo en la escuela y las nuevas restricciones estatales sobre el aborto habían ayudado a O'Rourke.

Chris Evans, un portavoz de la campaña del demócrata, señaló que el estado no está feliz con la dirección de Abbott.

"Si miras de abril a julio, la carrera cambió 5 puntos", aseguró.

"La gente no está contenta con la dirección del estado, y vamos directamente a ellos y les ofrecemos la alternativa".