Internacional

Desplaza clima extremo a 7 millones

Los eventos climáticos extremos desplazaron a siete millones de personas en los primeros seis meses de 2019, una cifra récord

Reforma
jueves, 12 septiembre 2019 | 10:54

Nueva York, EU.- Los eventos climáticos extremos desplazaron a siete millones de personas durante los primeros seis meses de este año, una cifra récord que sitúa a 2019 en camino de ser uno de los años más desastrosos en casi dos décadas, incluso antes de que el huracán "Dorian" azotara las Bahamas.

El Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno, una organización que recopila datos de gobiernos, agencias humanitarias de las Naciones Unidas y reportes de los medios de comunicación, concluyó en un informe publicado hoy que las inundaciones, deslizamientos de tierra, ciclones y otros eventos climáticos extremos desplazaron temporalmente a más personas en este primer semestre que durante el mismo periodo en cualquier otro año.

"En el clima cambiante actual, el desplazamiento masivo provocado por los fenómenos meteorológicos extremos se está convirtiendo en la norma", dijo el Centro,

Asimismo, la organización, que ha publicado datos anuales desde 2003, agregó que los números representan la cifra más alta de mitad de año registrada para los desplazamientos asociados con desastres.

Los últimos números reflejan tanto malas noticias como buenas. Según los científicos, los fenómenos extremos están empeorando en la era del cambio climático y más personas están expuestas a ellos, especialmente en las ciudades asiáticas de rápido crecimiento que son muy propensas a las tormentas.

Al mismo tiempo, muchas autoridades gubernamentales han mejorado su preparación para las condiciones climáticas extremas, con sistemas de alerta temprana y refugios de evacuación que evitan numerosas víctimas.

Eso significa que el actual número de desplazados incluye a muchas personas que, de otro modo, podrían haber fallecido. Tal es el caso de las 3.4 millones de personas que fueron evacuadas de sus hogares en la India y Bangladesh en mayo antes de que el ciclón "Fani" se precipitara sobre la Bahía de Bengala.

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, se reportaron menos de 100 muertes en ambos países.

Por el contrario, en el sur de África, donde el ciclón "Idai" llegó en marzo, más de mil personas fallecieron y 617 mil fueron desplazadas en Mozambique, Malaui, Zimbabue y Madagascar.

En marzo y abril, medio millón de iraníes tuvieron que abandonar su hogar y acampar en refugios temporales después de que gran parte del país sufriera algunas de las peores inundaciones en décadas. En Bolivia, las fuertes lluvias también provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en los primeros cuatro meses del año, lo que obligó a que más de 70 mil personas huyeran de sus hogares, según afirman los investigadores del informe.

En total, durante el primer semestre del año casi el doble de personas fueron desplazadas por fenómenos meteorológicos extremos, principalmente tormentas, en comparación con el número de desplazados por conflictos y violencia, según el centro de monitoreo.