Internacional

Destacan labor y alegría de Isabel II en Funeral de Estado

Con emotivos discursos, líderes religiosos y Primera Ministra de Reino Unido destacaron aportes de Isabel II en funeral en Westminster

Reforma

Reforma

lunes, 19 septiembre 2022 | 07:13

Londres.- Un servicio religioso por el funeral de la Reina Isabel II se realizó la mañana de este lunes en la Abadía de Westminster, donde se destacó el papel de la monarca durante sus 70 años de reinado. 

Minutos antes, el ataúd - cubierto con la corona, el cetro y el orbe- fue llevado en procesión desde Westminster Hall, donde los restos de la Reina descansaron por días para que los británicos pudieran presentar sus respetos. 

Al son de las gaitas fue seguido a pie por su heredero, el Rey Carlos III, y otros miembros de la familia real británica, y acompañado por militares de tres regimientos cercanos a la reina hasta la imponente iglesia gótica en el centro de Londres. 

 El servicio es dirigido por el decano de Westminster, David Hoyle. El sermón fue dictado por Justin Welby, el Arzobispo de Canterbury y líder espiritual de la Iglesia Anglicana.

"Su difunta Majestad declaró en una transmisión en su cumpleaños 21 que toda su vida estaría dedicada a servir a la nación y a la Commonwealth", dijo Welby.

"Pocas veces se ha cumplido tan bien una promesa".

Welby continuó con su sermón, elogiando el carácter de la Reina, quien dijo era "alegre" y tocó multitudes de vidas. Afirmó que, como ella, los líderes que daban un servicio con amor eran raros.

 "Los que sirven serán amados y recordados cuando los que se aferran al poder y los privilegios sean olvidados", destacó sobre Isabel II.

"Todos los que siguen el ejemplo de la Reina, e inspiración de confianza y fe en Dios, pueden con ella decir: 'Nos volveremos a encontrar'".

Desfile de políticos e invitado de honor 

 El Rey Carlos III y la Reina consorte Camila se colocaron en sillas ornamentadas del Canada Club. Al otro lado del pasillo se colocaron otros miembros de la realeza británica, como el Príncipe de Gales, la Princesa de Gales.

  Del Presidente estadounidense Joe Biden al brasileño Jair Bolsonaro, de los Reyes de España -Felipe y Letizia, y los eméritos Juan Carlos y Sofía- hasta el emperador Naruhito de Japón, unos 500 líderes y monarcas habían tomado asiento en su interior para una ceremonia convertida en todo un "reto" de seguridad, que puso las calles de Londres bajo un fuerte dispositivo policial. 

 El Papa Francisco, que no asistió, estaba representado por el secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados, Paul Gallagher. 

 La víspera del funeral, el Palacio de Buckingham difundió una foto inédita de Isabel II, tomada para su "jubileo de platino" en junio, que muestra a la monarca vestida de azul pálido y luciendo una resplandeciente sonrisa. 

 La ceremonia, que comenzó con cánticos corales, se anunciaba grandiosa.

  La reina "no quería servicios largos y aburridos, no habrá aburrimiento, sino que serán transportados a la gloria al escuchar el oficio", aseguró a la BBC el ex Arzobispo de York Lord Sentamu. 

 "Pueden esperar el mejor de los oficios funerarios, el servicio del libro de oraciones, las palabras que inspiraron a Shakespeare", explicó.