Internacional

Devolvió NY a 4,300 recuperados de virus a asilos

Más de 4 mil 300 pacientes recuperados de Covid-19 fueron devueltos a vulnerables asilos por orden de NY para liberar camas en hospitales

Reforma

Reforma

viernes, 22 mayo 2020 | 12:39

Nueva York.- Más de 4 mil 300 pacientes recuperados de coronavirus fueron enviados a los hogares de ancianos ya vulnerables de Nueva York bajo una controvertida política estatal que finalmente fue eliminada en medio de las críticas de que estaba acelerando los brotes, según un recuento de The Associated Press. 

AP compiló sus propios datos para descubrir cuántos pacientes con Covid-19 fueron dados de alta de hospitales a hogares de ancianos bajo la directiva del 25 de marzo después de que el Departamento de Salud de Nueva York se negó a publicar su encuesta interna realizada hace dos semanas.

Dice que todavía está verificando datos que estaban incompletos.

Cualquiera que sea el número completo, los administradores de hogares de ancianos, los defensores de los residentes y los familiares dicen que se ha sumado a un problema grande e indefendible para las instalaciones que incluso el Gobernador Andrew Cuomo, el principal defensor de la política, llamó "el caldo de cultivo óptimo para este virus".

"Fue la decisión más tonta que pudieron haber tomado si querían matar personas", dijo Daniel Arbeeny sobre la medida, que lo llevó a sacar a su padre de 88 años de un asilos en Brooklyn donde murieron más de 50 personas. Su padre más tarde murió de Covid-19 en casa.

Sobre los datos de AP, el Departamento de Salud dijo el jueves por la noche que no podía comentar sobre información que no han tenido la oportunidad de revisar.

"Particularmente mientras todavía estamos validando nuestra propio recuento exhaustivo sobre los datos de admisión y reingreso en hogares de ancianos en medio de responder a esta pandemia global", dijo.

Cuomo, del Partido Demócrata, revocó la medida el 10 de mayo, que tenía la intención de liberar campas en los hospitales a medida que aumentaban los casos.

Esta semana, sin embargo, continuó defendiéndola, argumentando que no creía que hubiera contribuido a las más de 5 mil 800 muertes en centros para ancianos en Nueva York, la cifra más grande que ningún otro estado en el país.

Dijo además, que los asilos debieron haber hablado si tenían algún problema.

"Cualquier asilo podría haber dicho: 'No puedo manejar a una persona Covid en mis instalaciones'", dijo.

La orden del 25 de marzo no especificó cómo los hogares para ancianos podrían rechazar a las personas, diciendo que "no se negará el reingreso a ningún residente", al asilo, solamente con base a un contagio de Covid-19 confirmado o sospechoso.

Más de un mes después, el 29 de abril, el Departamento de Salud aclaró que los hogares no deberían llevar a ningún residente nuevo si no podían satisfacer sus necesidades, incluida una lista de verificación de estándares para la atención y prevención del coronavirus.

En tanto, algunos hogares de ancianos se sintieron obligados y abrumados.

Gurwin Jewish, un asilo con 460 camas en Long Island, parecía estar bien preparado para el Covid-19 a principios de marzo, con paredes móviles para aislar los pasillos para los infectados.

Pero, luego de la directiva del estado, recibieron 58 pacientes recuperados de Covid-19.

Se levantaron más muros, pero otros residentes comenzaron a enfermarse y morir. Al final, 47 residentes de Gurwin fallecieron de Covid-19 confirmado o sospechoso.

A nivel nacional, más de 35 mil 500 personas murieron a causa de brotes de coronavirus en hogares de ancianos según el recuento de la AP.