Internacional

Dijo Pence a Trump que no tiene poder para cambiar el resultado de las elecciones

El mensaje se produjo horas después de que Trump aumentara aún más la presión pública

The New York Times

The New York Times

miércoles, 06 enero 2021 | 10:44

El vicepresidente Mike Pence le dijo al presidente Trump que no creía tener el poder para bloquear la certificación del Congreso de la victoria de Joseph R. Biden Jr. en las elecciones presidenciales, a pesar de la infundada insistencia de Trump en que lo hiciera.

El mensaje de Pence, entregado durante su almuerzo semanal con el presidente, se produjo horas después de que Trump aumentara aún más la presión pública sobre el vicepresidente para que cumpliera sus órdenes cuando el Congreso se reúne este miércoles en una sesión conjunta para ratificar la victoria de Biden en el Colegio Electoral.

"El vicepresidente tiene el poder de rechazar a los electores elegidos de manera fraudulenta", escribió Trump en Twitter el martes por la mañana, una afirmación inexacta que caracterizó erróneamente el papel, en gran parte formal y constitucionalmente prescrito, de Pence de presidir la Cámara y el Senado mientras reciben y certifican los votos electorales transmitidos por los estados y anunciando el resultado.

Pence no tiene el poder unilateral de alterar los resultados enviados por los estados al Congreso.

Más senadores republicanos se manifestaron este martes en contra de los intentos de socavar los resultados, incluidos Tim Scott de Carolina del Sur y James M. Inhofe de Oklahoma, quienes dijeron que consideraban a desafiar la certificación de cualquier estado como "una violación de mi juramento en el cargo".

En un proceso que probablemente continuará durante muchas horas, Pence presidirá una lista de los estados. Si al menos un senador y un miembro de la Cámara objetan los resultados de un estado, pueden forzar un debate de hasta dos horas sobre esos resultados. Luego, cada cámara votará por separado sobre la certificación de los resultados de ese estado.

Para que se anulen los resultados, tanto la Cámara como el Senado tendrían que estar de acuerdo en hacerlo. Debido a que la Cámara está controlada por los demócratas, no existe una posibilidad realista de que se rechace el resultado de cualquier estado. Además, es probable que muchos, si no la mayoría de los republicanos del Senado, se unan a todos los demócratas para rechazar las impugnaciones a los resultados.