Internacional

Disparan Carabineros a menores; renuncia jefe

Tras incidente en que Carabineros de Chile dispararon a dos menores y un año de protestas, jefe del cuerpo de esta policía militar dimitió

Reforma

Reforma

jueves, 19 noviembre 2020 | 09:36

Santiago, Chile.- Tras más de un año de cuestionamientos de la ciudadanía y la oposición, el Gobierno chileno anunció el jueves la salida del general director de Carabineros, Mario Rozas, luego de un cuestionado incidente en el que la Policía le disparó a dos menores en un orfanato a cargo del Estado.

El hecho ocurrido en el Servicio Nacional de Menores de Talcahuano -unos 430 kilómetros al sur de Santiago-, donde la Policía en un procedimiento disparó contra dos niños en una institución a cargo del Estado, fue la gota que colmó el vaso en un año marcado por graves violaciones a los derechos humanos cometidas por la Policía chilena en la represión de las manifestaciones ocurridas durante el estallido social de octubre de 2019.

 El Presidente Sebastián Piñera confirmó que aceptó la renuncia de Mario Rozas desde el Palacio de La Moneda, la casa de Gobierno.

  "Tengo el mayor aprecio, admiración y gratitud por la labor que ha cumplido el general Rozas, una vida entera dedicada al servicio de Carabineros y en consecuencia de todos los chilenos", señaló Piñera.

"Y, especialmente, porque le tocó dirigir a Carabineros de Chile en un tiempo extraordinariamente difícil y complejo en que hemos vivido demasiada violencia''.

  El general Ricardo Yañez asumirá el mando de la Policía militar, a quien Piñera le encargó la modernización de la fuerza.

 El Gobierno de Piñera fue sacudido por un estallido social que se extendió durante meses desde octubre del año pasado, con masivas protestas en reclamo de mayor bienestar.

 Varias personas quedaron ciegas o con graves lesiones oculares por acción policial durante las protestas, en que una treintena de personas perdió la vida y hubo miles de heridos. Muchos casos aún están bajo investigación y Rozas ha negado que los abusos fueran sistemáticos o tolerados por el liderazgo policial, sino que obedecieron más bien a acciones aisladas de parte de los efectivos.

 La institución ha dicho también que varios policías fueron heridos en el marco de las protestas. La salida de Rozas era exigida hace meses por sectores políticos y organizaciones civiles.