Internacional

Donald Trump desdeña peligro por coronavirus

El presidente dijo que ordenó frenar las pruebas de covid-19; Casa Blanca aclara que se trataba de una broma

Agencias

Excélsior

domingo, 21 junio 2020 | 08:31

Ciudad de México.- Luego de tres meses de haber suspendido sus actos de campaña debido a la emergencia por coronavirus, el presidente estadunidense, Donald Trump, realizó ayer un mitin en Tulsa, Oklahoma, en el que dijo que ordenó realizar menos pruebas de covid-19 para no tener más casos positivos.

“Cuando haces las pruebas hasta ese punto, vas a encontrar más personas, vas a encontrar más casos. Así que le dije a mi gente que retrasara las pruebas, por favor”, aseguró.

De inmediato, la Casa Blanca aclaró que “evidentemente se trataba de una broma. Nunca ha aconsejado al personal que reduzca la velocidad de las pruebas. Estamos extremadamente orgullosos de los 25 millones de pruebas que estamos realizando a un ritmo rápido”.

Oklahoma reportó más de diez mil casos confirmados y casi 400 decesos por coronavirus.

Horas antes del evento, el equipo de campaña de Trump anunció que “seis miembros del equipo de avanzada dieron positivo y se implementaron inmediatamente procedimientos de cuarentena”, dijo el portavoz Tim Murtaugh, en un comunicado.

Durante el evento, Trump llamó “guerreros” a los miles de simpatizantes que asistieron, aunque el lugar del evento no tuvo la total ocupación, como el mismo mandatario vaticinó esta semana.

Furia racial

Trump criticó a su adversario, el demócrata Joe Biden, al que calificó de “marioneta” de la “izquierda radical”.

“En los Estados Unidos de Joe Biden, los saqueadores y los extranjeros en situación irregular tienen más derechos que los estadunidenses que respetan la ley”, añadió.

El presidente realizó su acto, pese a las protestas antirracismo que se llevan a cabo en el país desde la muerte, el 25 de mayo, del afroamericano George Floyd, a manos de un policía blanco.

El movimiento pide la remoción de estatuas de políticos o funcionarios a quienes acusan de racismo.

“La multitud de izquierdas desquiciada está tratando de destrozar nuestra historia, profanar nuestros monumentos, derribar nuestras estatuas y castigar a cualquiera que no se ajuste a sus demandas de control absoluto y total”, advirtió el mandatario.