Encuentran a bebé que fue abandonado por nacer con dos cabezas

Este tipo de anomalía ocurre en uno de cada 5 mil nacimientos.

Agencias
jueves, 14 marzo 2019 | 21:03

La increíble historia de un pequeño que nació en la localidad de Cachemira, India, con una malformación, está asombrando al mundo.


La condición del pequeño alertó a su familia que por su cultura y creencias, consideraron que el recién nacido traía consigo una maldición para todos.

El bebé nació con una ‘segunda cabeza’ de 2 kilos. De acuerdo a los especialistas, su caso se trata de encefalocele occipital gigante, donde parte del cráneo no se desarrolla correctamente y una porción del tejido cerebral se forma en una protuberancia, que se asemeja a un saco. Este tipo de anomalía ocurre en uno de cada 5 mil nacimientos.


Debido a la superstición, el padre del bebé lo llevó hasta un cementerio local, donde decidió enterrarlo vivo. El pequeño casi muere en ese lugar, pero un trabajador del sitio alertó a las autoridades sobre el llanto de un bebé y en cuestión de horas fue rescatado y auxiliado.


La policía se encargó de trasladar el bebé a un hospital, donde los médicos encontraron la manera para someterlo a una cirugía plástica y extraerle un tumor que se encontraba a la altura de su cabeza. Los expertos señalaron que la ‘segunda cabeza’ estaba llena de materia cerebral disfuncional.


El enorme crecimiento de casi cinco kilos ha sido eliminado por los neurocirujanos en el cercano Instituto de Ciencias Médicas Sher-i-Kashmir, lo que le da al niño una segunda oportunidad de vivir.


El Dr. Bhat fue el médico encargado de la operación que tenía como objetivo separar el cerebro anormal disfuncional del cerebro normal junto con la piel. Dicho procedimiento fue satisfactorio:


Tomó tres horas. La operación fue muy exitosa ya que se reanudó la forma normal de la cabeza y el bebé comenzó a prosperar luego de la operación. Fue dado de alta una semana después de la operación”.



Según los medios locales, el padre fue arrestado. Actualmente el bebé se encuentra bajó los cuidados de su tío. ‘Se espera que el niño viva normalmente si no manifiesta signos de ninguna otra anomalía en ningún otro órgano en el futuro’, comentó el médico.


Las supersticiones no son buenas, menos al atentar contra la vida de otro ser vivo. Lo importante es que el pequeño está fuera de peligro y bajo los cuidados adecuados.


Fuente: www.lanetanoticias.com.mx