Internacional

Enfrenta Alemania cuarta ola de Covid

Alemania, con una tasa de vacunación contra Covid de 67%, está enfrentando una cuarta ola de la pandemia tras registrar 50 mil casos nuevos

Reforma
Reforma

Reforma

jueves, 11 noviembre 2021 | 15:51

Berlín.- El Hospital Universitario de Giessen, una de las clínicas de enfermedades pulmonares más importantes de Alemania, está a pleno rendimiento. El número de pacientes con Covid-19 se ha triplicado en las últimas semanas. Casi la mitad están conectados a ventiladores. 

Y ninguno de ellos está vacunado.

"Le pregunto a todos los pacientes: ¿Por qué no se vacunaron?", dijo el jueves Susanne Herold, jefa de enfermedades infecciosas, después de su ronda diaria en la sala. "Es una mezcla de personas que desconfían de la vacuna, desconfían del Estado y, a menudo, son difíciles de alcanzar mediante campañas de información pública".

Pacientes como los suyos son quienes están impulsando una cuarta ola de casos de Covid-19 en Alemania que ha producido decenas de miles de nuevas infecciones diarias, más de las que ha tenido el país en cualquier momento de la pandemia.

Para Alemania es un giro sorprendente. Al inicio de la pandemia, el país había sido un ejemplo de cómo controlar el virus y mantener abajo el número de muertes. Implementó pruebas rápidamente, así como tratamientos generalizados, y expandió el número de camas de cuidados intensivos. Además, tuvo al frente a la Canciller Angela Merkel, una líder confiable, cuyas pautas de distanciamiento social del Gobierno fueron ampliamente respetadas.

Pero ahora, una combinación de factores ha impulsado una nueva ola, entre ellos las temperaturas invernales, un despliegue lento de las vacunas de refuerzo y un aumento incluso más grave de contagios en las naciones vecinas de Europa del Este, como República Checa.

Y el hecho de que Alemania se encuentre en una especie de limbo político en la transición entre gobiernos no ha ayudado.

Pero los expertos en virus y en epidemias afirman que hay pocas dudas de que los no vacunados son quienes más contribuyen a la ola de infecciones que agobia a los hospitales de todo el país.

"Es nuestra baja tasa de vacunación; no hemos hecho lo necesario", dijo Herold. Junto con un equipo de científicos, Herold modeló el impacto de una cuarta ola y advirtió a principios del verano que con la contagiosa variante Delta, al menos el 85 por ciento de toda la población necesitaría vacunarse para evitar que el sistema de salud entrara en crisis.

"Todavía estamos por debajo del 70 por ciento", dijo. "No sé cómo podemos ganar esta carrera contra el tiempo con la cuarta ola. Me temo que ya hemos perdido".

La tasa de vacunación de Alemania, (67%) es mucho mejor que la de muchos países de Europa central y oriental, donde el número de muertos por Covid-19 está aumentando. En Rumania, por ejemplo, solo alrededor de 4 de cada 10 personas han recibido las dos dosis, y las muertes por coronavirus han alcanzado niveles récord.

Aun así, con aproximadamente 1 de cada 3 alemanes que aún no están completamente vacunados, la tasa de vacunación alemana se encuentra entre las más bajas de Europa occidental. En Bélgica, Dinamarca e Italia, 3 de cada 4 personas están completamente vacunadas. En España e Islandia, solo alrededor de 2 de cada 10 aún no han recibido la segunda inyección. Portugal tiene una tasa de vacunación cercana al 90 por ciento.

La ausencia de liderazgo político a nivel nacional en un momento en que el número de nuevas infecciones diarias se dispara más allá de las 50 mil no ha ayudado a contener el virus.

Desde que su partido conservador perdió las elecciones nacionales en septiembre, Merkel permanece solo como jefa de un Gobierno provisional, mientras que su probable sucesor, Olaf Scholz, ha estado enfrascado en difíciles conversaciones con dos partidos para formar una coalición.

"¿Dónde está Angela Merkel?", cuestionó el diario Der Spiegel en un artículo esta semana, antes de preguntar, unos párrafos más abajo, "¿Dónde está Scholz?".

Es una pregunta que también se hacen muchos expertos en todo el país, preocupados de que se esté desperdiciando el tiempo, y potencialmente costando vidas, por la falta de liderazgo.

"No existe un verdadero centro de poder y responsabilidad. Al país le falta liderazgo", dijo Michael Meyer-Hermann, miembro del grupo de expertos que ha asesorado a Merkel durante la pandemia.

"El Gobierno saliente ya no reacciona realmente, y el Gobierno entrante está minimizando todo", agregó.

Después de que el número de nuevas infecciones diarias por coronavirus alcanzó un récord el 3 de noviembre, llegando a 33 mil 949, los expertos alemanes levantaron la alerta. La respuesta de los futuros socios de la coalición de Scholz fue una declaración que prometía que no habría otro confinamiento.

"Para mí fue un momento clave", dijo Meyer-Hermann. "Actúan como si la pandemia hubiera terminado en un momento en que las cifras se disparan".