Internacional

Enfrentan en Texas pico de contagios de jóvenes

Mientras en abril y mayo la mayoría de pacientes con Covid-19 de Houston tenían más de 65 años, han aumentado casos en personas más jóvenes.

Reforma

Reforma

lunes, 27 julio 2020 | 13:44

Guadalajara, Jal.- Mientras que en abril y mayo la mayoría de pacientes con coronavirus atendidos en Houston, Texas, eran adultos mayores de 65 años, en promedio, hoy los casos se registran en personas más jóvenes, lo que ha llevado a un nuevo "pico".

Víctor Fainstein, mexicano infectólogo y jefe del Departamento de Infectología del Hospital Houston Methodist, atribuyó el incremento a la reapertura económica y a que las personas de menor edad retomaron actividades recreativas sin las medidas de protección, como usar mascarillas o respetar el distanciamiento físico de al menos dos metros.

Grupo REFORMA publicó el sábado que un desconfinamiento apresurado y la falta de medidas preventivas de la población han contribuido a la saturación de las áreas de cuidados intensivos en la ciudad sede del Texas Medical Center (TMC) que está integrado por 42 instituciones de salud.

De acuerdo con los datos de salud pública del condado de Harris, donde se ubica Houston, los grupos de edad más afectados por el coronavirus son los de 20 a 29 años y 30 a 39 años, cada uno con alrededor de 8 mil 200 contagios (la ciudad acumula más de 38 mil 500 infecciones y 346 muertes).

Sin embargo, para Fainstein, este nuevo pico se ha enfrentado con una mayor experiencia, además de más equipo de protección personal y mejora en los protocolos de higiene y atención en el hospital Metodista.

En el Houston Methodist, detalló, el diagnóstico se realiza con mayor prontitud, pues desarrollaron su propia prueba PCR -validada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y se realiza al interior de la institución, lo que eficienta el tiempo de respuesta para iniciar con el manejo de los pacientes que resultan positivos.

Quienes tienen una infección avanzada también han sido tratados con protocolos innovadores, sostuvo.

"Cuando se intuban, no los acostamos en la cama viendo para arriba, sino al revés, se llama pronación, acostados sobre el abdomen, sobre el tórax, y se abren los pulmones mucho mejor y hemos tenido un éxito muy bueno con eso", refirió.