Internacional

Enfrentaría Trump juicio tras dejar cargo

El mandatario tiene una investigación pendiente sobre el negocio familiar y sus prácticas, así como sus impuestos

Associated Press / Donald Trump

The New York Times

viernes, 13 noviembre 2020 | 12:48

Nueva York— El presidente Trump perdió más de una elección la semana pasada. Cuando salga de la Casa Blanca en enero, también perderá la protección constitucional contra el enjuiciamiento otorgada a un presidente en ejercicio.

Después del 20 de enero, Trump, que se ha negado a ceder y está luchando por conservar su cargo, será más vulnerable que nunca a una investigación pendiente del gran jurado del fiscal de distrito de Manhattan sobre el negocio familiar del presidente y sus prácticas, así como sus impuestos.

La pesquisa de dos años, la única investigación criminal activa conocida de Trump, ha estado estancada desde el otoño pasado, cuando el presidente demandó para bloquear una citación para sus declaraciones de impuestos y otros registros, una amarga disputa que por segunda vez tiene lugar ante la Corte Suprema de Estados Unidos. Se espera un fallo pronto.

Trump ha sostenido que la investigación del fiscal de distrito, Cyrus R. Vance Jr., un demócrata, es una expedición de pesca con motivaciones políticas. Pero si la Corte Suprema dictamina que Vance tiene derecho a los registros y descubre posibles delitos, Trump podría enfrentarse a un ajuste de cuentas con las fuerzas del orden, lo que aumentará aún más las tensiones políticas y generará el alarmante espectro de una condena penal o incluso la prisión para un expresidente.

"Nunca tendrá más protección de Vance de la que tiene ahora", dijo Stephen I. Vladeck, profesor de derecho en la Universidad de Texas.

"Vance ha sido el comodín aquí", agregó el profesor Vladeck. "Y hay muy poco que incluso una nueva administración, que quiere dejar lo pasado en el pasado, podría hacer formalmente para detenerlo".

Un abogado del presidente, Jay Sekulow, se negó a comentar a través de un portavoz.

La investigación del fiscal de distrito sobre un presidente en funciones ha adquirido una importancia aún mayor porque el uso pasado de Trump de su poder presidencial (perdonando a sus allegados acusados de delitos federales) sugiere que hará un uso liberal de la pluma de perdón en nombre de sus asociados, miembros de su familia y posiblemente incluso él mismo, como afirmó tener derecho a hacer.

Pero su poder de perdón no se extiende a los delitos estatales, como las posibles violaciones que está investigando la oficina de Vance.

La investigación de Vance podría adquirir una importancia enorme si la administración entrante de Biden, al tratar de unificar el país y evitar la apariencia de represalias contra Trump, evita nuevas investigaciones federales.

Aunque tal movimiento no obligaría al fiscal de distrito a detenerse, ya que es un funcionario estatal electo independiente.