Internacional

Esta es la historia de uno de los niños ahogados en NY

Tres niños fueron hallados muertos en una playa de la ciudad de Nueva York la madrugada del lunes y la Policía cree que su madre los ahogó.

Reforma

martes, 13 septiembre 2022 | 07:13

Nueva York, Estados Unidos.- Fue justo antes de las 2:00 de la madrugada del lunes cuando entró una llamada al Departamento de Policía: ¿Podían los oficiales ver a una mujer de 30 años en Brooklyn? Un familiar estaba preocupado de que los tres hijos de la mujer estuvieran en peligro. 

Los policías requirieron de 90 minutos y otra llamada al 911 para encontrar a la mujer, descalza y empapada. Estaba con familiares en Brighton 6th Street y Riegelmann Boardwalk, dijo el Jefe de Policía Kenneth Corey en una conferencia de prensa ayer.

Los niños-un bebé de 3 meses, una niña de 4 años y otro 7 años-no estaban ahí.

Tomó otra hora de búsqueda por tierra, aire y mar para que los oficiales hallaran a los menores inconscientes en la costa en West 35th Street, en Coney Island, a 3.2 kilómetros de donde encontraron a la madre.

Los niños fueron llevados al Hospital Coney Island, donde se les pronunció muertos.

Las autoridades no identificaron a la mujer, pero Derrick Merdy, un veterano de la Marina que vive en Norfolk, Virginia, y padre de Zachary, el niño de 7 años, dijo que era su ex esposa, Erin Merdy. Él identificó a los otros niños, que no eran suyos, como Liliana y Oliver.

Corey aseguró ayer temprano que la madre de los menores estaba siendo interrogada pero no estaba en custodia. Por la noche, funcionarios de Policía no habían divulgado información sobre posibles cargos en el caso.

Cuando hallaron a la madre, "estaba mojada, descalza y poco comunicativa con los oficiales", comentó Corey.

Derrick Merdy externó que los parientes de su ex esposa le dijeron que ella había llevado a los niños al agua. Investigadores de la Policía, agregó, sólo decían que los niños se ahogaron.

"Los tres niños, no sólo el mío, cómo pudo ella llevarlos al océano y dejarlos ahí", externó ayer por la tarde.

En una entrevista, Derrick contó que conoció a Erin Merdy en Facebook, y se casaron en 2014. Zachary nació en marzo de 2015, y la pareja se separó amargamente poco después. Derrick Merdy confesó que había estado peleando por la custodia desde entonces.

"Estaba tratando de conseguir a mi hijo. Ahora eso no va a pasar", aseveró antes de romper en llanto.

Derrick Merdy mencionó que su ex esposa no era confiable mientras viajaba entre Virginia, Nueva York y un puesto en Japón, y que a menudo no aparecía en los lugares designados para entregar a Zachary.

Aseguró que el niño a menudo le llegaba sucio y sin suficiente ropa para una visita. Zachary le decía que no había suficiente para comer donde se quedaba.

Merdy señaló que mantuvo a su hijo en refugios, donde hacía del baño en un tazón. En un intercambio de texto de 2019 compartido por Derrick Merdy, dice que está pensando en renunciar a sus derechos sobre Zachary.

"Lo amo lo suficiente como para dejar que se quede contigo o con tu mamá porque quiero lo mejor para él", escribió. "Quiero que sobresalga".

Derrick Merdy aseguró que comenzó a ser plenamente consciente de lo que estaba sucediendo en la vida de su hijo cuando Zachary comenzó a pasar más tiempo con él, cuando tenía unos 6 años.

Grabó a su hijo hablando sobre su vida con Erin Merdy en un esfuerzo por promover su oferta por la custodia.

"Ella me hace morir de hambre", le aseguró Zachary a su padre."¿Qué quieres decir con eso?" Merdy respondió. "No sé, ella me hace morir de hambre", reiteró Zachary."No hice nada malo; ella me hace morir de hambre".

Merdy dijo que sus esfuerzos por obtener ayuda de las autoridades no dieron resultado.

"No importaba cuánto llamara a los servicios de protección infantil", externó. "Me decían, 'Oh, no tienes ninguna evidencia real'. Pero no hicieron una investigación real".

Un portavoz de la Administración de Servicios para Niños de la ciudad señaló que la agencia está investigando las muertes con el departamento de Policía, pero no hizo más comentarios.

No estaba claro si Erin Merdy tenía un abogado, y los esfuerzos para comunicarse con su madre y otros parientes no tuvieron éxito el lunes. En el departamento de su madre, una mujer dijo a través de una puerta cerrada que no quería hablar con un reportero.

Dine Stephen, una tía que vive en Carolina del Norte, señaló en una entrevista el lunes que Erin Merdy "estaba luchando y eso fue todo", y se negó a decir nada más sobre su sobrina. Stephen no sabía los detalles de lo que sucedió el lunes.

La búsqueda de la familia en las brumosas horas de la madrugada fue un esfuerzo total por parte de la comisaría 60 del departamento de Policía.

Los oficiales buscaron en las calles, el paseo marítimo, la playa y el Hospital de Coney Island, dijo Corey en la conferencia de prensa. Se podían escuchar sirenas mientras las luces parpadeaban en el paseo marítimo donde los oficiales administraban RCP a uno de los niños en un video publicado por el New York Post.

Varias horas más tarde, estaba tranquilo afuera del apartamento de la familia en 3325 Neptune Ave., donde los oficiales entraron y salieron del edificio durante toda la mañana.

Al otro lado de la calle, en la Escuela Pública 188, Alfred Brown, trabajador de la cafetería y entrenador del equipo de fútbol Silverbacks en Coney Island Training the Youth, dijo que Zachary era un niño alegre.

Zachary estaba emocionado de obtener un trofeo de campeonato al final de la última temporada, recordó.

"Él siempre me preguntaba, 'Entrenador, ¿tienes mi trofeo? ¿Tienes mi trofeo?'", narró.

Derrick Merdy aseguró que al final de sus visitas, su hijo decía que no quería irse a casa. Merdy lo envió de todos modos.

"Lo dejé volver", confesó Merdy, sollozando. "Debería haber seguido mis instintos".