Internacional

Estadounidenses escriben capítulo final de una histórica campaña presidencial

El país permanece dividido y golpeado por temores de disturbios y violencia

The New York Times

martes, 03 noviembre 2020 | 11:26

Los votantes acudieron a las urnas este martes para escribir el capítulo final de una campaña presidencial que ha sido como ninguna otra, en medio de una pandemia de coronavirus que se ha cobrado más de 230 mil vidas en Estados Unidos, ha costado el empleo a millones de estadounidenses y ha trastornado la vida diaria y el día de las elecciones en sí.

Casi 100 millones de personas ya habían emitido sus votos antes de que amaneciera, aprovechando los esfuerzos de los estados para hacer que la votación sea más segura durante la pandemia. Entre los primeros votantes se encontraban el presidente Trump y su oponente demócrata, el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr., quienes decidieron renunciar a la tradicional sesión de fotos del día de las elecciones en las urnas.

Los estados disputados, incluidos Michigan y Pensilvania, estaban siendo noticia en la víspera de las elecciones no solo por las paradas de campaña de 11 horas, sino por establecer récords de un día para nuevos casos de coronavirus. Contrariamente a la reiterada insistencia de Trump de que la nación está "dando la vuelta a la esquina" en lo que respecta al virus, Estados Unidos está experimentando más infecciones nuevas que nunca.

El país también permanece dividido y golpeado por temores de disturbios y violencia. Cuando amaneció, en pleno día de las elecciones, la visión de la madera contrachapada colocada sobre las ventanas desde Washington hasta Nueva York y Los Ángeles envió una señal siniestra.

Con este telón de fondo, ambas campañas han buscado establecer expectativas, pero no de la forma en que las campañas suelen hacerlo. La campaña de Biden busca recordarle a la gente que es muy probable que el ganador de las elecciones no sea conocido esta noche, y muchos estados clave indican que la publicación de los resultados oficiales podría llevar varios días. Y Trump ha hecho repetidamente afirmaciones infundadas que buscan socavar la integridad de las elecciones, y la mayoría de las encuestas lo muestran detrás de Biden.

Pero incluso frente a las tensiones adicionales, hubo largas filas de votantes ansiosos listos para dar su veredicto final sobre la contienda en persona, recoger sus calcomanías de "Yo voté" y salir con el orgullo de participar en un proceso democrático.