Internacional

Estadounidenses vuelven a hacer turismo en su país... en busca de vacunas

El turismo de vacunas plantea preocupaciones sobre lo que sucederá con las personas que no tienen dinero o salud suficiente para viajar y buscar la vacuna

Agencias

miércoles, 20 enero 2021 | 23:54

Los estadounidenses volvieron a viajar, aunque no todos los viajes son por negocios o descanso. Muchos se embarcaron en el llamado turismo de vacunas.

Frustrados por la congestión de los sitios web para agendar citas, la escasez de vacunas contra el COVID-19 y una serie de confusas reglas de elegibilidad, las personas con tiempo y dinero han salido en búsqueda de una inoculación que podría salvarles la vida.

Richard Parsons, expresidente de Citigroup, es uno de ellos. Viajó con su esposa a Miami desde Nueva York este mes cuando supo que Florida estaba vacunando a personas de 65 años o más “sin hacer preguntas”, dijo Parsons, de 72 años, quien inicialmente no calificó para recibir la vacuna en Nueva York.

“Florida hizo una simple demarcación de quién va primero, por lo que hicimos una reserva en línea y, cuatro días después, ya todo listo”, dijo Parsons, quien fue vacunado y planea recibir la segunda dosis mientras está en Florida. “Esa no es la respuesta para 99 por ciento de la población, que no puede simplemente ir hasta Florida”.

Florida no es el único ejemplo. Turistas en búsqueda de vacunas están llegando a resorts de playa en Hawái, ciudades de esquí en Colorado y en la ciudad de Nueva York, que ha recibido más dosis que otras partes del estado, así como en las cercanías de Nueva Jersey y Connecticut.

No hay datos nacionales, pero los estados que hacen un rastreo sugieren que decenas de miles de estadounidenses están viajando para acceder a la vacuna. Más de 37 mil que no viven en el estado han recibido la vacuna contra el COVID-19 en Florida, según datos estatales publicados el martes. La cifra excluye a las personas que tienen segundas residencias o negocios en Florida, donde aproximadamente un millón de personas has sido vacunadas.

En Illinois, cerca de 14 mil personas que no viven en el estado fueron vacunadas. Alrededor de 59 mil que recibieron la vacuna en la ciudad de Nueva York y 22 mil 150 que fueron vacunadas en Washington D.C. no eran residentes, según datos de las ciudades.

Se han administrado casi 15 millones de dosis en todo Estados Unidos, según el rastreador de vacunas de Bloomberg. Especialistas en políticas de salud dicen que, en general, cuantas más personas reciban la vacuna, mejor. Sin embargo, el turismo de vacunas plantea preocupaciones sobre lo que sucederá con las personas que no tienen dinero o salud suficiente para viajar y buscar la vacuna. También hay preguntas éticas sobre si es correcto apropiarse de una dosis destinada a una ciudad o estado específico. La industria del turismo no ha promovido grandes campañas de mercadeo para evitar dar la impresión de que está a favor de eludir las reglas.

El alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, advirtió el martes que después de expandir la elegibilidad a las personas de 65 años o más, la ciudad estaba peligrosamente cerca de quedarse sin vacunas y podría comenzar a cerrar los centros de vacuna el jueves, a menos que sea reabastecida.

Cerca de una cuarta parte de las dosis asignadas a la ciudad de Nueva York fueron administradas a no residentes, según datos de la ciudad. De Blasio dijo en una conferencia de prensa el 12 de enero que el tema era una “preocupación real”, y dijo que aquellos que “viven fuera de los cinco condados y no son trabajadores esenciales no deberían recibir una vacuna en la ciudad de Nueva York”. 

Fuente: www.elfinanciero.com.mx