Internacional

Estudia EU llevar migrantes a santuarios

Sanders dijo que Trump escuchó la idea y le gusta, y que los demócratas están viendo si hay opciones que lo hagan posible

Reforma
domingo, 14 abril 2019 | 18:12

La Casa Blanca confirmó este domingo que está estudiando posibles opciones para trasladar a los indocumentados que detiene en la frontera a las llamadas "ciudades santuario", ante la insistencia del Presidente, Donald Trump, en una idea que su equipo descartó hace meses.
  

"Esta es una opción sobre la mesa", aseguró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en declaraciones a la cadena de televisión ABC News.
 
 Trump aseguró este viernes que estaba considerando en serio la posibilidad de enviar -probablemente en autobús- a los indocumentados detenidos por las autoridades migratorias a las "ciudades santuario", localidades generalmente lideradas por demócratas que no destinan recursos a perseguir a inmigrantes.
 
 "(Esta idea) fue planteada a nivel de personal (del Gobierno), y se determinó en ese momento que, logísticamente, había muchos retos y probablemente no tenía sentido seguir adelante, y la idea no avanzó más", reconoció Sanders.
 
 Sin embargo, Sanders dijo que Trump escuchó la idea y le gusta, y que los demócratas están viendo si hay opciones que lo hagan posible, y haciendo una revisión completa y exhaustiva de la idea.
 
 La portavoz no quiso pronunciarse sobre la legalidad de la medida, que según varios informes de prensa ha sido cuestionada por los propios abogados del Departamento de Seguridad Nacional.
 
 Trump defendió esta opción en un tuit a última hora del sábado.
 
 "Estados Unidos tiene el derecho legal absoluto de transferir a las ciudades santuario a los inmigrantes", escribió.
 
 "¡Por la presente, exigimos que se ocupen de ellos al más alto nivel, especialmente en el estado de California, conocido por su mala gestión y sus altos impuestos!", exclamó Trump.
 
 El Mandatario ha criticado duramente desde que llegó al poder a las jurisdicciones "santuario", unas 200 ciudades y condados de EU que no destinan recursos a perseguir a inmigrantes y se niegan a informar a las autoridades federales del estatus migratorio de las personas detenidas.
 
 Entre esos territorios figuran ciudades tan importantes como Nueva York y Chicago, además del estado entero de California.
 
 Su nueva propuesta pretende enviar un mensaje a los demócratas que gobiernan esas regiones, pero los analistas creen que podría tener un efecto contraproducente para Trump, al hacer que los indocumentados estén más protegidos contra la deportación que en otras ciudades que sí cooperan con las agencias federales.