Internacional

Evacúan Taj Mahal por amenaza de bomba

La Policía india evacuó a turistas que visitaban el icónico mausoleo del Taj Mahal debido a un aviso de bomba que más tarde se reveló falso

Reforma

Reforma

jueves, 04 marzo 2021 | 10:32

Nueva Delhi.- La Policía india evacuó a los turistas que visitaban el icónico mausoleo del Taj Mahal, en el norte del país, debido a un aviso de bomba que más tarde se reveló falso, lo que permitió reabrir el monumento a los visitantes.

 "Esta mañana temprano, una persona no identificada llamó a la Policía del (Estado de) Uttar Pradesh diciendo que había una bomba en el famoso Taj Mahal en Agra", dijo a los medios de comunicación el director general de Policía de la ciudad, Satish Ganesh.

 La fuente aseguró con total seguridad que "se trata de una llamada falsa", aunque las autoridades decidieron vaciar de turistas este mausoleo símbolo del amor, construido en el siglo XVII.

 "Hemos seguido el procedimiento estándar y llevado a cabo una operación de búsqueda, aunque no se ha descubierto ninguna sustancia explosiva", afirmó Ganesh, antes de indicar que las autoridades están buscando al autor de la llamada.

 El superintendente de la Policía de Agra, Babloo Kumar, aclaró más tarde en una declaración a la prensa que las fuerzas de seguridad están tratando de arrestar al hombre que hizo la llamada desde la localidad de Firozabad, próxima a Agra.

 El individuo justificó colocar la bomba porque cancelaron su incorporación al Ejército, anotó el agente, que aclaró que todo el recinto fue rastreado sin encontrar ningún artefacto explosivo.

  "La situación es normal ahora y el Taj Mahal se ha vuelto a abrir para los turistas", concluyó Kumar.

 La India reabrió el pasado septiembre al público el icónico Taj Mahal, tras permanecer cerrado durante seis meses a causa de la pandemia, en el marco de la relajación de las restricciones impuestas contra el coronavirus.

 Las autoridades limitaron sin embargo el acceso al monumento, que se construyó entre 1631 y 1648 por órdenes del Emperador mogol Shah Jahan como monumento funerario en honor a su esposa Mumatz Mahal, que antes de la pandemia visitaban casi 400 mil personas cada fin de semana y unos 7 millones de personas cada año.