Internacional

Exhibe Finlandia riesgo de ultraderecha

Los resultados de los comicios en Finlandia pronostican un auge de la ultraderecha en Europa a poco de las elecciones de la EU en mayo

Reforma
martes, 16 abril 2019 | 10:37
Reforma

Bruselas, Bélgica.- Las elecciones generales del domingo en Finlandia eran poco más que un aperitivo antes de los comicios europeos que se celebrarán del 23 al 26 de mayo en todo el continente.

Pero el inesperado resultado finlandés, donde ningún partido ha llegado al 20 por ciento de los votos y los euroescépticos se han quedado a dos décimas de la victoria, se transformó en un amargo golpe para unas instituciones europeas aferradas a los sondeos que indican la popularidad del proyecto europeo en los turbulentos tiempos del Brexit.

El primer susto electoral de Bruselas en 2019 indica que ese supuesto apego no impide el ascenso de fuerzas ultraderechistas y euroescépticas.

Los comicios en Finlandia provocaron el hundimiento de los liberales, que encabezaban un Gobierno partidario de aplicar a rajatabla las recetas de austeridad y reformas de Bruselas.

En cambio, el partido de ultraderecha Verdaderos Finlandeses doblaba escaños y se ha quedaba a 6 mil 813 votos del partido más votado, unos socialdemócratas que ganan por primera vez en 20 años, pero con el segundo peor resultado de toda su historia.

El partido del Ejecutivo se hunde, el de Oposición apenas mejora y la ultraderecha, en cambio, recupera más de 300 mil votos respecto a las municipales de 2017, en las que pagó su paso por el Ejecutivo y su posterior fractura.

En otro momento, las vicisitudes electorales de un país de poco más de cinco millones de habitantes como Finlandia apenas hubieran llamado la atención en Bruselas, aunque la fragmentación y polarización del panorama político en este país llega a mes y medio de las elecciones al Parlamento Europeo.

"El resurgir (de Verdaderos Finlandeses) podría tomarse como un augurio del resultado de otros partidos euroescépticos en las próximas elecciones europeas", señaló el análisis de Bert Colijn, economista senior para la Eurozona del banco ING.

Apuntó que los sondeos todavía indican una victoria de los partidos más o menos de centro, y que tendría que producirse un giro muy drástico del electorado en gran parte del continente para que llegue a formarse a nivel europeo un gran bloque nacionalista que cambie las políticas de la UE.

Sin embargo, el caso finlandés mostró que el partido ultraderechista pasaron de tener un 10 por ciento de intención de voto antes de las elecciones a un 17 por ciento, lo que provocó caso un empate con los socialdemócratas.

Y el primer susto euroescéptico de Bruselas en 2019 podría no ser el último porque el caldo de cultivo finlandés se repite en otros países, desde Dinamarca y Suecia a Austria o Alemania.

Incluso países presuntamente inmunes al fenómeno como España o Portugal ya cuentan con formaciones como Vox o Chega, respectivamente, cuyo discurso está teñido de mensajes contra Bruselas y contra la migración.