Internacional

Fabricantes de chips advierten al Congreso que EU se está quedando rezagado

Se estanca financiamiento

The New York Times

The New York Times

viernes, 17 junio 2022 | 22:26

Washington.— Los principales fabricantes de chips están presionando al Congreso para que apruebe rápidamente una medida para obtener más de 52 mmdd para las empresas que construyen fábricas de semiconductores en Estados Unidos, advirtiéndoles en privado a los legisladores que si no hacen eso, provocarían que se llevaran las plantas de manufactura a otro lado.

La propuesta, conocida como el Decreto CHIPS, podría otorgarle a los gigantes de los semiconductores una considerable inyección de apoyo gubernamental para incrementar la ventaja que tiene Estados Unidos en la manufactura y tecnología en medio de la escasez global de esa crucial tecnología.

Sin embargo, a pesar del amplio apoyo bipartidista para la medida en el Capitolio, ha pasado casi un año desde que los legisladores decidieron incluir en un paquete de una amplia legislación que pretende impulsar la competitividad de Estados Unidos sobre China, que se encuentra estancada en medio de una serie de disputas políticas.

Mientras los legisladores de la Cámara y el Senado han pasado meses discutiendo sobre más de mil provisiones de este paquete, los ejecutivos de las empresas que fabrican los chips cada vez están más ansiosos acerca de cuándo se materializarán los incentivos, si es que llega a suceder.

También les están advirtiendo a los legisladores sobre los riesgos de que Estados Unidos se quede rezagado de otras naciones, que han avanzado más rápidamente para aprobar incentivos similares y atraer a los fabricantes de chips a sus países.

El cabildeo ha provocado que los legisladores consideren aprobar la propuesta de los chips como parte de un proyecto más pequeño, dejando las otras partes de la legislación que sigan en disputa.

Pretenden llegar a un acuerdo sobre la legislación la próxima semana, de acuerdo con un asesor del Congreso que discutió anónimamente las negociaciones privadas.

Las pláticas que se están llevando a cabo en Estados Unidos tratan de solucionar el cuello de botella de China en la cadena de suministro de semiconductores en medio de una escasez global de esa crucial tecnología que ha dado lugar a escasez de autos y productos electrónicos y ha impulsado la inflación.

Entre los que proponen una acción rápida está la administración Biden, que considera la medida como crucial para crear empleos en Estados Unidos.