Internacional

Familia se refugia en altamar para no contagiarse de coronavirus

En los casi ocho meses de su travesía por el mar, los Bosze han recorrido Croacia, Italia, España, Cabo Verde y Martinica, territorio de Francia

Agencias

miércoles, 03 febrero 2021 | 19:19

Hungría.- La familia Bosze en junio pasado decidió abordar su bote “Teatime” para recorrer el océano Atlántico y evitar contagiarse de coronavirus.

Mientras la población en Hungría sigue medidas sanitarias estrictas establecidas por autoridades de salud, los cuatro miembros de la familia decidieron alejarse del mundo.

En los casi ocho meses de su travesía por el mar, los Bosze han recorrido Croacia, Italia, España, Cabo Verde, Martinica, territorio de Francia y actualmente están en el Caribe, en la isla de San Martín. 

El patriarca, Domonkos Bosze, en una entrevista que le otorgó a Reuters, reveló que antes de partir a altamar instaló una oficina en su yate para trabajar desde ahí. Mientras sus hijas toman sus clases virtuales.

"Para mí es una experiencia fantástica poder pasar mucho más tiempo con mis hijas, en lugar de llegar tarde a casa del trabajo totalmente agotado, subrayó.

La familia, indicó, se ha mantenido a salvo de la pandemia por Covid-19, pero en sus viajes se han enfrentado a tormentas, una de las cuales duró alrededor de seis horas cuando cruzaban el Atlántico. 

En Navidad anclaron en Martinica; después se trasladaron a Marigot, la isla caribeña de San Martín, y continuaron su travesía al canal de Panamá.

Antes de iniciar la pandemia, Domonkos y su esposa Anna ya había planeado iniciar una aventura de este tipo al lado de sus hijas para disfrutarse plenamente. Ahora que ya navegaron por el Atlántico buscan llegar al Pacífico.

“Nuestra ruta es bastante flexible: básicamente el clima define en qué dirección vamos, ya que las temporadas de huracanes y ciclones establecen los límites para navegar cada región", apuntó en su entrevista.

La familia, que en los últimos meses ha consumido más atún, dorado y otros peces, cada vez que toca puerto en un país diferente en busca de víveres se somete a pruebas de coronavirus y sigue las reglas establecidas.

Fuente: www.elimparcial.com