Internacional

Funcionarios electorales de Estados Unidos no encuentran fraude

Representantes de ambos partidos políticos en todos los estados dijeron que no había evidencia de irregularidades en la votación

The New York Times

The New York Times

miércoles, 11 noviembre 2020 | 09:51

Filadelfia.- Funcionarios electorales en docenas de estados, que representan a ambos partidos políticos, dijeron que no había evidencia de que el fraude u otras irregularidades jugaran un papel en el resultado de la carrera presidencial, lo que equivale a una reprimenda contundente del retrato del presidente Trump de una elección fraudulenta.

En los últimos días, el presidente, los miembros de su administración, los republicanos del Congreso y los aliados de la derecha han presentado la falsa afirmación de que las elecciones le fueron robadas a Trump y se han negado a aceptar los resultados que mostraban a Joseph R. Biden Jr. como el ganador.

Pero los principales funcionarios electorales de todo el país dijeron en entrevistas y declaraciones que el proceso había sido un éxito notable a pesar de la participación récord y las complicaciones de una pandemia peligrosa.

"Hay una gran capacidad humana para inventar cosas que no son ciertas sobre las elecciones", dijo Frank LaRose, un republicano que se desempeña como secretario de estado de Ohio. “Las teorías de conspiración y los rumores y todas esas cosas corren desenfrenadas. Por alguna razón, las elecciones engendran ese tipo de mitología".

Steve Simon, un demócrata que es secretario de estado de Minnesota, dijo: “No conozco un solo caso en el que alguien haya argumentado que un voto contaba cuando no debería o no contaba cuando debería. No hubo fraude".

"Kansas no experimentó ningún problema generalizado y sistemático con fraude electoral, intimidación, irregularidades o problemas de votación", dijo una portavoz de Scott Schwab, secretario de estado republicano en Kansas, en un correo electrónico ayer, martes. “Estamos muy contentos de cómo ha ido la elección hasta este momento”.

The New York Times se puso en contacto con las oficinas de los principales funcionarios electorales de cada estado desde el lunes para preguntar si sospechaban o tenían pruebas de votación ilegal. Los funcionarios de 45 estados respondieron directamente al periódico. Para cuatro de los estados restantes, The New York Times habló con otros funcionarios estatales o encontró comentarios públicos de secretarios de estado; ninguno informó problemas importantes en la votación.