Internacional

Gane o pierda, Trump seguirá siendo una fuerza poderosa

El mandatario podría ser el primer presidente derrotado en 28 años

The New York Times

The New York Times

miércoles, 04 noviembre 2020 | 20:23

Washington— Si el presidente Trump pierde la reelección, como parece que cada vez es más posible este miércoles, podría ser el primer presidente derrotado en 28 años. Sin embargo, una cosa sigue siendo cierta: gane o pierda no se va a ir tranquilamente.

Al estar en desventaja ante el vicepresidente Joseph R. Biden, Trump pasó todo el día tratando de desacreditar la elección en base a afirmaciones de fraude inventadas, esperando seguir en el poder o explicar una derrota.

Podría tener un estrecho camino a la reelección en estados que siguen contando votos, aunque ha dejado en claro que no va a desaparecer del escenario si pierde.

Por lo menos, los 76 días que le quedarán de su mandato usará su poder para buscar venganza de algunos de los que ha percibido como sus adversarios. Al estar enojado por la derrota, podrá despedir o dejar a un lado a una serie de funcionarios de alto rango que no cumplieron con sus deseos, incluyendo a Christopher A. Wray, el director del FBI y el Dr. Anthony Fauci, el especialista en enfermedades contagiosas del gobierno, en medio de la pandemia.

Y si es forzado a abandonar la Casa Blanca el 20 de enero, es probable que Trump demuestre más resistencia de lo esperado y con toda seguridad seguirá siendo una fuerza poderosa y disruptiva en la vida de los estadounidenses.

Recibió por lo menos cuatro millones de votos más que en el 2016, lo cual significa que obtuvo el apoyo de casi la mitad del público a pesar de cuatro años de escándalos, reveses, un juicio político y la brutal pandemia del coronavirus que ha matado a más de 233 mil estadounidenses.

Eso le da el poder de una base para jugar un papel que otros presidentes que han sido derrotados como Jimmy Carter y George Bush no hicieron.

Ha jugado con la idea de empezar su propia televisora para competir con Fox News y en privado ha hecho circular la idea de que se postularía nuevamente en el 2024, aunque entonces tendría 78 años.