Internacional

Gastó ex congresista demócrata fondos de Covid-19 en casino

Un ex congresista demócrata se declaró culpable del desvío de fondos de ayuda para Covid-19; parte del dinero lo gastó en un casino

Agencia Reforma

Agencia Reforma

martes, 01 noviembre 2022 | 15:08

Connecticut, EU.- Un ex congresista demócrata de Connecticut se declaró culpable este martes de fraude en conexión con el robo de más de 1.2 millones de dólares en fondos federales de ayuda para el Covid-19 a la ciudad de West Haven, dijeron los fiscales, y agregaron que parte del dinero fue usado en un casino. 

Michael DiMassa, un demócrata de West Haven, compareció en la corte federal en Hartford y se declaró culpable de tres cargos de asociación ilícita para fraude cablegráfico.

 La esposa de DiMassa y el ex socio de él se declararon culpables de cargos similares este año, y hay un cuarto acusado en espera de juicio.

 En el momento del robo, DiMassa era asambleísta estatal de la Cámara de Representantes y asistente en el concejo municipal de West Haven. Los fiscales dijeron que él aprovechó su cargo en la ciudad, que le daba autoridad para aprobar el rembolso de gastos por Covid-19, para robarse los fondos, algunos de los cuales se gastó en el Casino Mohegan Sun en el este de Connecticut.

 DiMassa, de 31 años, renunció a los dos puestos tras ser arrestado el año pasado.

 No se fijó una fecha para la sentencia de DiMassa. Las directrices de sentencia para los cargos de los que se declaró culpable son entre 41 y 51 meses en prisión. Tendrá además que devolver el dinero desviado.

 DiMassa, que sigue en libertad bajo una fianza de 250 mil dólares, no respondió a preguntas al dejar la corte el martes. En la audiencia, dijo "culpable" cuando se le preguntó cómo se declaraba de los tres cargos y agregó: "Sí, su señoría" y "No, su señoría" a una serie de preguntas del juez Omar Williams.

  El Fiscal federal adjunto Ray Miller señaló que DiMassa estuvo involucrado en tres asociaciones delictivas distintas que defraudaron a West Haven de 1.2 millones por medio de facturas falsas por servicios relacionados con Covid-19 que nunca fueron realizados.