Internacional

Gobernador de Texas prohíbe mandatos de vacunas y cubrebocas

Greg Abbott emitió la orden ejecutiva argumentando que la protección contra el virus debe ser una cuestión de responsabilidad personal

The New York Times

The New York Times

domingo, 01 agosto 2021 | 17:55

Muchos estados, ciudades, empresas y escuelas han estado luchando para instituir nuevos mandatos desde el pasado martes, cuando las autoridades de salud federales recomendaron que incluso las personas completamente vacunadas deben usar cubrebocas nuevamente en los espacios públicos interiores en los puntos fuertes de la variante Delta, e instaron el uso de enmascaramiento universal en las escuelas.

Pero no en Texas.

En una orden ejecutiva emitida el pasado jueves, el gobernador Greg Abbott, el gobernador republicano del segundo estado más grande de la nación, prohibió a los gobiernos locales y agencias estatales exigir vacunas, diciendo que la protección contra el virus debe ser una cuestión de responsabilidad personal, no forzada por un edicto del gobierno.

La orden también reforzó su directiva anterior que prohíbe a los funcionarios locales exigir cubrebocas, a pesar de los crecientes pedidos de los líderes de la ciudad para una mayor flexibilidad para revertir la renovada propagación del Covid.

El promedio diario de casos en Texas hasta este viernes era de 8 mil 820, según una base de datos del New York Times, un aumento del 209 por ciento en los últimos 14 días. Las ciudades de todo el estado se enfrentan a un aumento en las hospitalizaciones que recuerda los picos alarmantes que ocurrieron antes de que los casos de Covid comenzaran a disminuir con la llegada de las vacunas.

Con el 56 por ciento de la población del estado sin vacunar, incluidos casi cinco millones de niños menores de 12 años que no son elegibles, los funcionarios de salud han expresado su preocupación por la vulnerabilidad del estado.

Abbott no es el único funcionario electo que ha respondido con desafío a la nueva orientación del C.D.C. El viernes, el gobernador Ron DeSantis, republicano de Florida, firmó una orden ejecutiva rechazando los mandatos de cubrebocas en las escuelas y dando a los padres la última palabra sobre si sus hijos usan o no cubrebocas.